Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Generalitat ha encargado un estudio para saber qué impacto tendría recuperar la vieja práctica de dejar un depósito en la tienda al comprar una bebida.

Cataluña encarga un estudio para valorar la implantación de un sistema de depósito para envases
El sistema de depósito y retorno se aplicaría a envases de bebidas. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Hace tres años, la Agencia de Residuos de Cataluña anunció que encargaría un estudio para saber qué impacto económico y ambiental tendría recuperar el antiguo sistema de retorno de envases de bebidas. Aquella tradición de dejar unos céntimos en la tienda por cada envase de vidrio, plástico o lata que compramos y que se recuperan cuando devuelves el envase. Un modelo pensado para envases de bebidas como zumos, cervezas, agua y refrescos.

El año pasado, el entonces consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, estuvo a punto de encargar este estudio, pero dio marcha atrás después de que una quincena de directivos marcas de bebidas y grandes superficies se presentaran en su despacho para pedirle que lo frenara, según informa en su web la Cadena SER.

Finalmente, la Agencia de Residuos de Cataluña ha encargado el estudio. Lo ha confirmado la Secretaria de Medio Ambiente de la Generalitat, Marta Subirà, en declaraciones a SER Catalunya. Dice Subirà que “es el primer paso para conocer los pros y contras de este sistema y su viabilidad para luego decidir si lo implantan o no”.

Si decidieran implantarlo, sería un sistema de gestión de residuos complementario a los contenedores de colores. “No se trata de cuestionar el sistema actual, que es exitoso, es un complemento pensado para el 9% de los envases que ahora van al amarillo. Los de las bebidas”, aclara Subirà. Y en ningún caso, añade, “supone ninguna amenaza para nadie, es sólo un estudio”.

El estudio lo está haciendo la consultoría ambiental ENT, estará listo en octubre y ha costado 60.400 euros.

Rechazo del lobby de bebidas

Los fabricantes de bebidas y los envasadores rechazan este sistema. Dicen que supondrá una gran inversión en máquinas de recogida, que complicará la vida a los ciudadanos y que no mejorará la tasa de recuperación de envases.

Unas afirmaciones que no comparten los ecologistas, que llevan dos décadas luchando para que se recupere este sistema vigente en España hasta comienzos de los ochenta. El colectivo Retorna, máximo impulsor de este modelo, dice que, en caso de aplicarse, no sería obligatorio poner máquinas en las tiendas. La recogida se podría hacer de forma manual.

Ahora, estas empresas solo asumen el coste del reciclaje de los envases que llegan al contenedor amarillo. La gestión de los envases que se quedan en las calles, papeleras u otros contenedores la asumen los ayuntamientos como responsables finales de la gestión de los residuos municipales.

La experiencia en otros países demuestra que el sistema de venta con depósito permite recuperar un 85% de los envases. El 2013 se hizo una prueba en Cadaqués (Girona). Se llegaron a recuperar 9 de cada 10 envases vendidos. Ahora, en Cataluña, sólo se recupera una tercera parte.

Fuente:
Cadena SER

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *