Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo de la Agencia de Residuos de Cataluña es incrementar la valorización de estos residuos, y especialmente impulsar el uso de áridos reciclados en obras públicas y privadas.

Residuos de construcción y demolición

Durante el año 2016 se generaron en Cataluña unos 2,7 millones de toneladas de residuos de construcción y demolición (RCD), según los últimos datos de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC). Del total, 1,3 millones de toneladas se valorizaron a través de las plantas de reciclaje (48,1%), mientras que el resto, 1,4 millones de toneladas, se destinaron a depósitos controlados.

La valorización de RCD se incrementó sustancialmente en Cataluña los años 2009 y 2010, con la implantación del canon de depósito de los residuos de construcción. La suspensión temporal del canon, sin embargo, influyó en la evolución del reciclaje de estos residuos. Actualmente, el canon es de 1,5 euros, como fórmula para estimular una mejor gestión y tniendo en cuanta que el sector de la construcción ha sufrido sustancialmente la crisis.

El canon sobre el depósito controlado de los residuos de construcción es un impuesto ecológico que incentiva un comportamiento más respetuoso con el medio ambiente e impulsa medidas de minimización y valorización material de los residuos. Asimismo, es un instrumento económico que contribuye a la financiación del coste que conlleva la implantación de la gestión sostenible de los RCD.

Con este canon se han otorgado casi 9 millones de euros de ayudas a nivel local desde el año 2010 para el fomento del uso de los áridos reciclados en obras locales. Esto ha representado un consumo de alrededor de 1,3 millones de toneladas de este material.

Regular el uso de áridos reciclados

Uno de los objetivos que persigue la ARC es incrementar la valorización de los residuos de construcción, y en especial impulsar el uso de hasta el 75% de los áridos reciclados que se generan en este sector. Por ello ha propuesto la adopción de una normativa que regulará los áridos reciclados, detallando los usos permitidos, las condiciones para su uso y los criterios de control de su producción. También garantizará que en los proyectos de obra pública y privada se utilice un mínimo del 5% de áridos reciclados en relación al total.

En línea con esta regulación, la Agencia de Residuos ha acordado con el sector privado, a través de convenios, fomentar el uso de áridos reciclados procedentes de gestores autorizados, y que el sector colabore en promover que en todas las obras públicas y privadas se use al menos ese mencionado 5%.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *