Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los nuevos proyectos, tanto de obra pública como privada, deberán incluir el uso de un mínimo del 5% de áridos reciclados procedentes de residuos de construcción y demolición sobre el total de áridos previstos.

Los áridos reciclados serán de uso obligatorio en la construcción en Cataluña

La Ley 5/2020, del 29 de abril, de presupuestos de la Generalitat de Cataluña para 2020, ha aprobado un conjunto de medidas que afectan al ámbito de la gestión de los residuos, entre los que está el fomento del uso de los áridos reciclados obtenidos de los residuos de construcción y demolición.

La norma establece que los proyectos de construcción de obra pública y de obra privada determinarán el uso de áridos reciclados procedentes de la valorización de residuos de la construcción y la demolición en un porcentaje mínimo del 5% en peso sobre el total de áridos previstos. A través de una Orden específica se establecerán los requisitos para la utilización de los áridos reciclados y de los materiales de construcción obtenidos como producto de una operación de valorización de residuos de construcción y demolición.

De este modo, se fomenta la reutilización, el reciclado y la valorización de los escombros y tierras procedentes de las obras, contribuyendo al mismo tiempo a un desarrollo sostenible de la actividad de la construcción.

Flexibilización de la actividad empresarial

También se impulsan las medidas económicas para flexibilizar la actividad empresarial en el ámbito de la gestión de residuos, dando continuidad a algunas de las medidas iniciadas para hacer frente a los efectos de la COVID-19.

Por un lado, se bonifican al 100% las tasas de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) cuando su tramitación se haga de forma telemática. Así las cuotas correspondientes a la tramitación telemática de documentación de transporte y gestión de residuos, y a la tramitación telemática de expedientes de inscripción y de anotación de modificaciones en el Registro general de personas productoras de residuos de Cataluña, quedan totalmente bonificadas de manera indefinida .

Por otro lado, se eliminan las fianzas para las actividades de gestión de residuos no peligrosos. De esta forma estas actividades quedan exentas de depositar fianza de forma permanente, sin perjuicio de que deban disponer de una póliza de seguro para responder de los daños y perjuicios ocasionados y para regenerar los recursos naturales o los espacios degradados. La fianza se mantiene en el caso de que una normativa específica lo determine, como es el caso de los depósitos controlados de residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *