Los residuos recogidos en más de 70 pescaderías de la ciudad se envían a una planta de tratamiento y valorización para convertirlos en aceites o harinas de pescado.

Bilbao recupera 350 toneladas de residuos de pescado con la recogida puerta a puerta

El Ayuntamiento de Bilbao recogió el año pasado más de 350 toneladas de residuos de pescado gracias al servicio de recogida puerta a puerta que se presta a 74 pescaderías de la ciudad.

Cada pescadería guarda los residuos de pescado –libres de cuerpos extraños– en frío para que estos no se degraden hasta el momento de la recogida. Un operario pasa los días acordados dentro del horario comercial de la pescadería, vacía el contenido de los cubos en el vehículo y devuelve los cubos al comercio.

Posteriormente, los residuos se envían a la empresa Barna, ubicada en la localidad vizcaína de Mundaka y responsable de su tratamiento final, que reutiliza lo recogido en las pescaderías y lo emplea en la fabricación de aceites o harinas de pescado, convirtiendo de esta forma el residuo en un nuevo recurso.

Se trata de un paso más la especialización y mejora en el tratamiento y reciclaje de residuos, que el Área de Servicios y Calidad de Vida del Ayuntamiento de Bilbao introdujo como novedad en su cartera de servicios a finales de 2019.

Es, asimismo, un claro ejemplo de economía circular, ya que los desechos no se acumulan, no contaminan y, con su reciclaje, se valorizan y se genera nueva actividad económica.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *