Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Tras la aprobación de la política revisada de préstamos para la energía, el BEI dejará de considerar la posibilidad de conceder nuevas financiaciones para proyectos en el ámbito de las energías fósiles, incluido el gas, a partir de finales de 2021.

El BEI deja de financiar los combustibles fósiles

«Dejaremos de financiar los combustibles fósiles y lanzaremos la estrategia de inversión climática más ambiciosa de todas las instituciones financieras públicas». Con estas palabras, el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, anunció el pasado viernes la nueva política de préstamos para la energía acordada por el Consejo de Administración de la entidad.

Así, a partir de finales de 2021, el BEI dejará de financiar todo tipo de proyectos de combustibles fósiles, incluido el gas. No obstante, en los últimos cinco años, el Banco Europeo de Inversiones ya ha aportado más de 65.000 millones de euros de financiación para las energías renovables, la eficiencia energética y la distribución de energía.

En palabras de su presidente, el BEI pretende trabajar con todos los Estados miembros, las instituciones europeas y financieras, así como con el sector privado con el objetivo de «apoyar una economía europea climáticamente neutral para 2050″.

La nueva política de préstamos para la energía detalla cinco principios que regirán la futura participación del BEI en el sector energético:

  • Dar prioridad a la eficiencia energética con vistas a apoyar el nuevo objetivo de la Directiva sobre eficiencia energética de la UE.
  • Promover la descarbonización energética mediante un mayor apoyo a las tecnologías de baja o nula emisión de carbono, con el objetivo de alcanzar una cuota del 32% de energías renovables en toda la UE para 2030.
  • Fomentar la producción descentralizada de energía, el almacenamiento innovador de energía y la movilidad eléctrica.
  • Garantizar la inversión en la red esencial para las fuentes de energía nuevas e intermitentes como la eólica y la solar, así como reforzar las interconexiones transfronterizas.
  • Aumentar el impacto de las inversiones en apoyo de la transformación energética fuera de la UE.

Andrew McDowell, vicepresidente del BEI encargado de energía, recordó que «las emisiones de carbono de la industria energética mundial alcanzaron un nuevo récord en 2018″ y llamó a «actuar urgentemente para contrarrestar esta tendencia». McDowell tachó la nueva política de préstamos para la energía adoptada por el BEI de «hito crucial en la lucha contra el calentamiento global».

Estrategia de acción climática y sostenibilidad ambiental

En consecuencia con esta nueva política de inversiones, el Consejo de Administración del BEI aprobó una nueva estrategia de acción climática y de sostenibilidad medioambiental que incluye tres elementos clave:

  • Mover 1 billón de euros de inversiones en acción climática y sostenibilidad medioambiental en la próxima década.
  • Incrementar progresivamente la parte de su financiación dedicada a la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad medioambiental hasta alcanzar el 50% de sus operaciones en 2025.
  • Ajustar todas sus actividades de financiación a los principios y objetivos del Acuerdo de París de aquí a finales de 2020. En un futuro próximo, esto se complementará con medidas para garantizar que la financiación del BEI contribuya a una transición justa para las regiones o países más afectados, de modo que nadie se quede atrás.

La vicepresidenta del BEI, la española Emma Navarro, responsable de acción climática y medio ambiente, declaró: «Para alcanzar los objetivos climáticos de París necesitamos urgentemente elevar nuestro nivel de ambición y eso es precisamente lo que hemos hecho hoy. Dos semanas antes de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Madrid, estas decisiones envían una señal importante al mundo: La Unión Europea y su banco, el BEI, se comprometen a movilizar inversiones a una escala sin precedentes para apoyar proyectos de acción climática en todo el mundo. Además, nos comprometemos a alinear todas las actividades del Grupo BEI con los principios y objetivos del Acuerdo de París para finales de 2020″.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *