Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los criterios para la concesión de las ayudas priorizarán el potencial de reducción efectiva de los residuos.

Nuevas ayudas en Cataluña a proyectos de economía circular
Las ayudas se dirigen a proyectos de aprovechamiento y la prevención de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Diario Oficial de la Generalitat ha publicado la convocatoria para el año 2018 de la línea de subvenciones Núcleos de Investigación Industrial y Desarrollo Experimental que incentiven la realización de actividades de investigación industrial y desarrollo experimental en proyectos de economía circular, específicamente en el ámbito de los residuos. La cantidad máxima destinada a la línea de ayudas, que financia la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) a través de un convenio con la Agencia para la Competitividad de la Empresa (ACCIÓN), del Departamento de Empresa y Conocimiento, es de 600.000 euros. Esta cantidad proviene del fondo del canon de residuos industriales.

Serán objeto de subvención los proyectos de I+D relacionados con la generación y gestión de los residuos que comporten nuevos procesos, o la mejora tecnológica de los ya existentes, en el ámbito de la recuperación de recursos o de la mejora del tratamiento para recuperar recursos o disminuir la cantidad de residuos que finalmente se destinan a los vertederos. Los proyectos se pueden presentar de forma individual o colaborativa.

Los criterios para la concesión de las ayudas priorizarán el potencial de reducción efectiva de los residuos, bien porque se ahorra su generación, bien porque se convierten en recursos o porque el proceso permite utilizar residuos que no eran aprovechados. También tendrá una alta valoración la adecuación de la metodología, del plan de trabajo y de gestión del proyecto; la capacidad científica de los solicitantes para ejecutarlo y la adecuación, coherencia y justificación de los recursos y gastos propuestos.

Impulso a la economía circular

El Programa de prevención y gestión de residuos y recursos de Cataluña (PRECAT20) de la ARC debe contribuir, desde el ámbito de los residuos, al desarrollo sostenible, el uso eficiente de los recursos y a una economía circular que a la vez sea competitiva y generadora de nuevas actividades.

Estos objetivos están alineados con los de la Unión Europea que, a finales de 2015, publicó un paquete de medidas sobre economía circular para impulsar la competitividad, crear puestos de trabajo y generar un crecimiento sostenible. Con estas medidas se pretende transformar la economía, abriendo camino a nuevas oportunidades de negocio que tengan en cuenta todo el ciclo de vida de los productos, sin limitarlo a la etapa de fabricación o a la de fin de vida. Como consecuencia, se prevé que surgirán progresivamente formas innovadoras y más eficientes de producir y consumir. De hecho, la economía circular es uno de los ejes del Pacto Nacional para la Industria.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *