Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Según un informe de WWF, ha aumentado la quema de carbón para producir electricidad, mientras se reduce la presencia de las renovables en el mix energético.

Aumentan las emisiones de CO2 y la quema de carbón, y baja la producción renovable
España aumentó en abril más de un 55% sus emisiones, frente a las de 2014. Foto: Pilar Ponte (cc)

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en España aumentaron en abril un 55,52% con respecto al mismo mes del año pasado, según el Observatorio de la Electricidad de WWF. Este incremento se debe principalmente al repunte de la quema de carbón, cuyas emisiones son las principales causantes del cambio climático. Así, la generación eléctrica en las centrales térmicas de carbón pasó de una generación del 6% en abril de 2014 a una generación del 15,6% en abril de 2015.

Mientras, la producción de energía renovable alcanzó un 40% en el mix energétic, lo que supone un 31,51% menos respecto al año pasado.

Ante esta situación, la organización ecologista demanda un marco regulatorio más favorable para aumentar la generación renovable y disminuir  los precios de la electricidad.

Según Raquel García Monzón, técnico de energía del Programa de Clima y Energía de WWF España, “mientras que en el mundo entero aumenta la generación renovable, en España vamos contracorriente y seguimos apostando por las energías más contaminantes, como el carbón, que aumentan las emisiones totales de CO2 en España y nos alejan del cumplimiento de los compromisos climáticos para 2020”.

Las emisiones medias de CO2 fueron de 181 kg de CO2 por MWh generado, considerablemente superiores a los 80 kg/MWh registrados en el mes de abril de 2014.

En cuanto a las emisiones totales, mientras que el año pasado fueron de 1.623.160 ton de CO2, en el presente mes de abril han aumentado hasta los 3.649.160 ton CO2, es decir, son un 55,52% superiores a las del mismo mes de 2014.

“El cambio climático es una realidad y debemos afrontar el reto de combatirlo mediante políticas de mitigación de las emisiones de CO2, a través de un cambio de modelo energético más sostenible, basado en la generación renovable, el ahorro y la eficiencia energética”, insistió García Monzón.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *