Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo de la campaña es reforzar la experiencia piloto de recogida de residuos que se implantará en los próximos meses, con la que se reducirán los días de retirada de basura mezclada.

Fracción orgánica de residuos domésticos

La Compañía para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) sacará a licitación un servicio de educación ambiental que apoye la implantación de la recogida separada de biorresiduos a través del el quinto contenedor en las capitales de los concejos de Grado y Carreño. Así lo aprobó la semana pasada el consejo de administración presidido por el director general de Calidad Ambiental y vicepresidente de la entidad, Manuel Gutiérrez.

Este contrato tiene un presupuesto inicial de 125.000 euros (IVA no incluido) y está compuesto por dos lotes de actividades, uno para cada municipio. El servicio integra, entre otras, las acciones de sensibilización de los vecinos sobre la importancia del reciclaje con marketing callejero y talleres; la publicidad en medios de comunicación y redes sociales, y el asesoramiento puerta a puerta.

El objetivo de la campaña es reforzar la experiencia piloto de recogida de residuos que se implantará en los próximos meses, gracias a la colaboración entre el consorcio y los dos ayuntamientos, con la que se reducirán los días de retirada de basura mezclada.

Asimismo, el proyecto implantará el contenedor marrón de restos orgánicos e impulsará el reciclaje de las fracciones más tradicionales (papel/cartón, envases ligeros y de vidrio). El modelo, que funciona en ciudades de Europa y en otras comunidades autónomas, promueve la separación en origen de los desechos por parte de particulares y empresas y conlleva importantes ventajas económicas y ambientales.

Candás y Grado fueron seleccionados para la prueba porque Cogersa tiene adjudicada allí la recogida de basura, lo que facilita la ejecución práctica del cambio de modelo. También porque reúnen características urbanísticas y poblacionales que permitirán extraer conclusiones extrapolables a otros concejos.

Cogersa no modificará el importe del servicio de recogida de basura contratado por cada ayuntamiento durante el tiempo que dure la prueba. Este cambio de modelo supone para los municipios un ahorro de costes al reducirse los días de recogida de la basura mezclada, la conocida como bolsa negra, que se destinarán a la puesta en marcha de un nuevo servicio de reciclaje, el contenedor marrón, y al impulso de la separación en origen en general.

Adicionalmente hay que recordar que Cogersa tiene establecida la gratuidad del tratamiento de los residuos orgánicos clasificados en la planta de digestión anaerobia (o biometanización). Se trata de un incentivo económico adicional, ya que se traduce en el ahorro de la tarifa de depósito en vertedero, en la actualidad de 20,08 euros por tonelada de basura mezclada.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *