Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La ampliación se construirá en la parte superior del depósito de seguridad 1 y asegura la continuidad de los trabajos de búsqueda y estabilización, con una capacidad total de 804.000 metros cúbicos.

Trabajos en el vertedero de Zaldibar

El Gobierno Vasco ha dado el visto bueno a la ampliación del vertedero de Zaldibar (Bizkaia), dentro de las actuaciones para acoger los residuos retirados en las tareas de estabilización del vertedero y de búsqueda de los dos operarios sepultados por el deslizamiento ocurrido el pasado 6 de febrero.

La propuesta finalmente autorizada a Verter Recycling, dueña del vertedero, consiste en ampliar el depósito de seguridad 1, cuya ocupación está próxima a agotarse, mediante la construcción de una celda contigua sobre dos pequeñas vaguadas existentes en la ladera del monte Motia que ocupan una superficie de 68.555 metros cuadrados. Los estudios técnicos de geotecnia e hidrología consideran idóneo el emplazamiento para acoger el nuevo depósito, que podría recibir un volumen total de 804.000 metros cúbicos.

El plazo previsto para la construcción del nuevo depósito es de 20 meses desde el inicio de las obras hasta su clausura, pero su ejecución se ha previsto por fases. De este modo, en poco más de un mes desde su inicio podría comenzar a utilizarse la fase 1 con una capacidad calculada de relleno de residuos de aproximadamente 215.000 m3, asegurando así la continuidad de los trabajos de emergencia que se están realizando en el vertedero para la búsqueda de los dos operarios sepultados, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, y la estabilización de los vertidos.

El proyecto contempla la construcción en la parte inferior de las dos vaguadas de un dique de contención de 120 metros de longitud, 20 de altura y 8 metros de anchura en su coronación, con un núcleo de pedraplén de cantera, y en el que se emplearán 53.500 metros cúbicos de materiales. El coste estimado del proyecto de ampliación es de 13,4 millones de euros, destinados en su mayor parte a la excavación y movimiento de tierras, así como a la impermeabilización del vaso.

La disposición del Depósito de Seguridad 1, de 140.000 metros cúbicos, y de la ampliación aprobada ahora permitirá el almacenamiento de alrededor de 950.000 metros cúbicos, una cantidad muy próxima al volumen de residuos que se deslizaron el 6 de febrero. Esta capacidad ofrece margen suficiente no sólo para el acopio de los residuos retirados ahora en las tareas de emergencia, sino para que la empresa propietaria pueda abordar los trabajos de estabilización definitiva y remediación del vertedero, que debe proponer a la Administración Ambiental.

Fuente:
Irekia

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *