Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Una investigadora británica ha desarrollado un proceso para descomponer la lignocelulosa, principal componente de las agujas de pino, en materias primas de gran valor para diversas industrias.

Los árboles de Navidad se pueden aprovechar para obtener productos de valor industrial

Los árboles de Navidad abandonados podrían salvarse del vertedero y convertirse en pintura y edulcorantes para alimentos según una nueva investigación realizada por la Universidad de Sheffield (Reino Unido).

Los árboles de Navidad tienen cientos de miles de agujas de pino que tardan mucho tiempo en descomponerse en comparación con otras hojas de árboles. Cuando se pudren, emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

Cynthia Kartey, estudiante de doctorado del Departamento de Ingeniería Química y Biológica de la Universidad de Sheffield, descubrió que se pueden hacer productos útiles a partir de los productos químicos extraídos de las agujas de pino cuando se procesan.

El componente principal (hasta el 85 por ciento) de las agujas de pino es un polímero complejo conocido como lignocelulosa. La complejidad de este polímero hace que el uso de agujas de pino como producto para la energía de biomasa sea poco atractivo e inútil para la mayoría de los procesos industriales.

Según explica Cynthia Kartey, “mi investigación se ha centrado en la descomposición de esta estructura compleja en materias primas químicas industriales simples y de gran valor, como los azúcares y los fenólicos, que se utilizan en productos como limpiadores para el hogar y enjuagues bucales”.

Con la ayuda de calor y solventes como el glicerol, que es barato y respetuoso con el medio ambiente, la estructura química de las agujas de pino se descompone en un producto líquido (bioaceite) y un subproducto sólido (biochar o carbón vegetal).

El bioaceite contiene glucosa, ácido acético y fenol. Estos productos químicos se utilizan en muchas industrias: glucosa en la producción de edulcorantes para alimentos, ácido acético para la fabricación de pinturas, adhesivos e incluso vinagre.

El proceso es sostenible y genera cero residuos, ya que el subproducto sólido también puede ser útil en otros procesos químicos industriales.

“En el futuro, el árbol que decoró su casa durante el período festivo podría convertirse en pintura para decorar su casa una vez más”, añade Kartey.

Millones de árboles en los vertederos

El Reino Unido utiliza hasta 8 millones de árboles de Navidad naturales durante el período festivo cada año y, lamentablemente, alrededor de 7 millones de árboles terminan en vertederos.

Si las agujas de pino se recolectaran después de Navidad y se procesaran de esta manera, sus componentes podrían usarse para reemplazar químicos menos sostenibles que se usan actualmente en la industria.

Este proceso podría ayudar además a reducir la cantidad de residuos de biomasa que van a los vertederos.

El Dr. James McGregor, profesor titular del Departamento de Ingeniería Química y Biológica, añade: “El uso de biomasa (materiales derivados de las plantas) para producir combustibles y productos químicos que actualmente se fabrican a partir de recursos fósiles desempeñará un papel clave en la futura economía global”.

Fuente:
EurekAlert

 

One Response to “Las agujas de pino de los árboles de Navidad se pueden convertir en pinturas y edulcorantes”

  1. Oscar Rybner, Responder

    Hola
    Obtenemos muchos residuos de varias especies de árboles, me interesaría empezar a darle utilidad a éstos, no me da satisfacción tirarlo al basural.
    Oscar

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *