Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto de la Ley Foral de Residuos prevé la prohibición de la venta de agua embotellada en edificios e instalaciones públicas.

Malestar entre los productores de agua envasada por la prohibición de la futura ley de residuos de Navarra

El artículo 24 del proyecto de la Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, aprobado recientemente por el Gobierno de Navarra y que se encuentra en la fase final de su aprobación en el Parlamento de Navarra, contempla, entre otros aspectos, la prohibición de venta de agua en botellas de un solo uso en edificios e instalaciones de las administraciones públicas (excepto en centros sanitarios y hospitalarios).

Según la Asociación Nacional de Empresas de Bebida Envasada (ANEABE), esta medida «es totalmente injusta y discriminatoria, poniendo en situación de desventaja competitiva a determinados sectores frente al resto». Así, asegura la entidad, «no encontramos explicación al hecho de que se prohíba únicamente la venta de agua mineral en botellas de un solo uso, respecto de otras bebidas que sí podrán venderse en este mismo tipo de envase, sin que para ello se haya ofrecido ninguna justificación de peso».

«El sector de aguas minerales siempre ha estado muy vinculado a aspectos relacionados con la salud, contribuyendo al desarrollo de unos hábitos de vida saludables entre la población, poniendo en el mercado un producto que ayuda a mantener una adecuada hidratación y con claros efectos favorables para la salud», argumenta ANEABE.

Desventaja competitiva

ANEABE destaca respecto al proyecto de Ley que se trata «de una medida discriminatoria para el agua mineral, pudiendo vulnerar el régimen de libre competencia de mercado».

Desde el punto de vista normativo, la entidad señala también que, “no se está cumpliendo con el precepto de la Ley 20/2013 de Garantía de Unidad de Mercado, que establece el Artículo 5, respecto que las autoridades que impongan límites al acceso de una actividad económica deben motivar su necesidad en la salvaguarda de una necesidad imperiosa; un hecho que, a día de hoy, no se ha establecido».

Además, ANEABE asegura que la medida  afecta directamente a la reputación de un sector que ha conseguido grandes avances en el ecodiseño de envases 100% reciclables y la correcta gestión medioambiental de los mismos.

Una proporción mínima de productos envasados

Para la organización, las argumentaciones de tipo medioambiental sobre las que el ejecutivo navarro argumenta la Ley “carecen de sentido”, ya que “para hacer un supuesto gesto medioambiental se elimina de la oferta una bebida claramente sana, que contribuye al mantenimiento de unos hábitos saludables a través de una correcta hidratación”.

ANEABE destaca también que, “los envases de aguas minerales suponen una proporción mínima dentro del universo de productos envasados: sólo un 0,7% de los residuos urbanos generados en España y un 0,1% del total de residuos generados por toda la actividad económica. Por tanto, es una medida estéril y sin embargo perjudicial desde el punto de vista de la salud”.

Por su parte, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha manifestado también su “preocupación y sorpresa” ante la prohibición que establece la Ley Foral de Residuos respecto a la venta de botellas de agua, ya que esta sería la primera vez que se prohibiría un producto alimentario que cumple con todas las garantías de seguridad alimentaria.

Así, desde ANEABE han solicitado al Gobierno Foral la eliminación del artículo 24 de la Ley de Residuos y su fiscalidad, y piden un «consenso en cuanto a la implantación de este tipo de medidas».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *