Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La norma pretende establecer una nueva fiscalidad sobre los residuos, implantando un canon de vertido para desincentivar la eliminación y fomentar la prevención, la reutilización y el reciclaje.

Navarra abre el proceso de participación para elaborar la nueva Ley Foral de Residuos
Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El pasado viernes 31 de marzo comenzó el proceso de participación para elaborar la Ley de Residuos de Navarra, dirigido a personas y organizaciones interesadas, y que está disponible en la web de Gobierno Abierto. Se han creado dos grupos de trabajo, uno con las organizaciones interesadas y otro con mancomunidades. Está previsto que a finales de junio esté redactado el anteproyecto.

En este proceso de elaboración, se va a recabar la opinión sobre los problemas que se pretende solucionar, la necesidad y oportunidad de su aprobación, las posibles soluciones, y los objetivos de la norma.

Los objetivos de la norma se centran en establecer como principio general el concepto de residuo como recurso

Los problemas que se pretende solucionar con esta iniciativa se centran en reducir la eliminación de residuos impulsando la prevención, reutilización, reciclaje y valorización para alcanzar los objetivos previstos en la normativa europea y en la planificación existente sobre residuos, así como coordinar la gestión de los residuos de competencia municipal. La norma pretende establecer una nueva fiscalidad sobre los residuos, implantando un canon de vertido para desincentivar la eliminación.

Cabe recordar que mediante acuerdo del Gobierno de Navarra de 14 de diciembre de 2016, se aprobó el Plan de Residuos de Navarra 2017-2027 (PRN), que incluye la elaboración de un proyecto de Ley Foral con medidas para desincentivar la eliminación.

En concreto, el PRN prevé la implantación de una nueva fiscalidad, para lo que es necesaria una Ley Foral de Residuos, y establece que en el plazo de un año se deberá aprobar dicha ley. Asimismo, se plantea la oportunidad de revisar la legislación foral en vigor en materia de gestión de residuos, y toda aquella normativa foral relacionada con la materia y que ha quedado obsoleta por aprobación posterior de normas de rango superior.

Finalmente, se someten a participación las posibles soluciones, tanto regulatorias (norma con rango de ley) como no regulatorias (el PRN)

Objetivos de la norma

También se someten a participación los objetivos de la norma, centrados principalmente en establecer como principios generales el concepto de residuo como recurso. Además, se pretende establecer un modelo público coordinado entre la Administración de la Comunidad Foral y las entidades locales (con la creación de un ente público), que garantice una adecuada gestión de residuos de competencia municipal en el ámbito territorial de Navarra, tanto en el transporte como en su tratamiento.

Se establecerán incentivos y penalizaciones en relación con la calidad y cantidad de materia orgánica recogida selectivamente

Asimismo, se establece la obligatoriedad de la recogida selectiva de biorresiduos; así como garantizar en la contratación pública un mínimo de materiales obtenidos procedentes de la reutilización, reciclaje y valorización, denominado “compra pública verde”.

Otros de los objetivos se centran en la fiscalidad ambiental: se establecerán incentivos y penalizaciones en relación con la calidad y cantidad de materia orgánica recogida selectivamente; se implantará un canon de vertido de residuos para desincentivar la eliminación, se concretarán medidas fiscales que ayuden a compensar los sobrecostes por el distanciamiento a los centros de valorización de residuos para el caso de poblaciones aisladas /o alejadas, y se promoverán medidas fiscales de utilización de residuos en actuaciones de restauración de espacios degradados y explotación mineras.

Otros objetivos de la norma son establecer y regular el fondo para la recuperación de zonas degradadas, cambiar las sanciones por una prestación ambiental sustitutoria, establecer el régimen de traslados de residuos, la aprobación y creación del Registro y Gestión de Residuos de Navarra, la publicación de los niveles genéricos de referencia en metales pesados a efectos de contaminación de suelos, la publicación de la lista de las operaciones finales de gestión de residuos, y la derogación de cierta normativa que regula sobre todo los residuos especiales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *