Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Asociación para la Defensa Ecológica de Galicia, ADEGA, remarca que se requiere una recogida selectiva de la materia orgánica y diferenciada del resto de las fracciones para que el producto resultante se considere compost.

ADEGA asegura que legalmente solo se puede hablar de compostaje cuando los residuos orgánicos han sido recogidos de forma separada
El compost se obtiene de residuos orgánicos recogidos de forma separada, recuerdan desde ADEGA. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El reciente anuncio por parte de SOGAMA de la licitación de una planta de compostaje por cuatro millones de euros que la entidad pretende instalar en el vertedero de Areosa, le suscita a ADEGA serias dudas sobre la naturaleza y la legalidad del proyecto.

Según esta entidad, el sistema de recogida de SOGAMA no permite seleccionar separadamente en origen la materia orgánica, ya que va mezclada con el resto en el contenedor verde. Por tanto, los eventuales residuos orgánicos a tratar en esta planta serían los que llegan mezclados con todo tipo de rechazos en el contenedor verde desde las empacadoras.

Incumple la legalidad

ADEGA recuerda a los responsables de la Xunta y de SOGAMA que la actual Ley de Residuos 22/2011, en su artículo 3, define el compost como “enmienda orgánica obtenida a partir del tratamiento biológico aerobio y termófilo de residuos biodegradables recogidos separadamente. No se considerará compost el material orgánico obtenido de las plantas de tratamiento mecánico biológico de residuos mezclados, que se denominará material bioestabilizado“.

Al mismo tiempo, el RD 506/2013 sobre productos fertilizantes, determina que compost es el producto higienizado y estabilizado, obtenido mediante descomposición biológica aeróbica de materiales orgánicos biodegradables, recogidos separadamente.

Y sobre el tratamiento de los biorresiduos, la mencionada Ley de Residuos es también muy clara (Art. 24): “Las autoridades ambientales promoverán medidas para impulsar… a) La recogida separada de los biorresiduos para destinarlos al compostaje o a la digestión anaeróbica… b) el compostaje doméstico y comunitario, c) el tratamiento de biorresiduos recogidos separadamente de manera que se logre un alto grado de protección del medio ambiente llevando a cabo instalaciones específicas sin que se produzca la mezcla de los residuos a lo largo del proceso…

Un “fraude”

ADEGA llama pues la atención a la Xunta de Galicia y a SOGAMA sobre la necesidad legal de recoger separadamente la materia orgánica del resto de las fracciones, para que el producto resultante sea considerado compost. E insiste en que cualquier otro sistema o procedimiento para tratar la materia orgánica de los desechos no separada previamente, no puede denominarse compostaje, ni el producto resultante compost.

En opinión de ADEGA, “estamos ante otro burdo fraude por parte de la Xunta-SOGAMA. Intentan dar gato por liebre haciendo pasar por compostaje lo que en realidad es un proceso que tendrá como resultado un material bioestabilizado que no podrá usarse como abono o enmienda orgánica en los suelos, y finalizará yendo a quemar o a escombrera”. Por ello, la organización tacha de “fraudulento” este proyecto, en el que se “llevan gastados ya 45.000 euros y pretenden invertir otros 4 millones de euros de dinero público“.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *