Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La campaña “Ecolilla”, que se desarrollará en la provincia durante los meses de julio y agosto, pretende implicar a la ciudadanía en el mantenimiento y conservación de los arenales mediante el uso de ceniceros que eviten los residuos de pequeñas dimensiones.

400.000 ceniceros para evitar colillas en las playas de valencia
Los ceniceros se colocan fácilmente en la arena, para que los usuarios depositen sus colillas y pequeños residuos

La Diputación de Valencia repartirá durante los meses de julio y agosto 400.000 ceniceros ecológicos en diez playas de la provincia para evitar los residuos de dimensión reducida que de forma habitual se encuentran en la arena.

Así, a través del departamento de Medio Ambiente de la corporación provincial, se ha puesto en marcha la campaña “Ecolilla” en la costa de Puçol, El Puig de Santa María, La Pobla de Farnals, Mareny de Barraquetes, Xeraco, Daimús, Guardamar de la Safor, Bellreguard, Miramar y Piles.

Bajo el lema “Por unas playas sostenibles”, esta iniciativa implica directamente a los ciudadanos y facilita su participación activa en el mantenimiento y la conservación de las playas mediante la distribución gratuita de ceniceros ubicados en los puntos de acceso a los arenales.

En este sentido, el diputado de Medio Ambiente, Salvador Enguix, presentó el pasado viernes el proyecto en la playa de Piles, junto al alcalde de la localidad de la Safor, David Morant.

El responsable provincial informó de que el principal objetivo es evitar que las colillas se encuentren en la arena y sus restos acaben en el mar, puesto que no son biodegradables y perjudican el medio ambiente.

“Se han colocado unos 40 dispensadores en diez playas de la provincia que se rellenarán diariamente de ceniceros realizados con material ecológico, que se colocan fácilmente en la arena, facilitando la recogida y deposición final en la papelera o el contenedor”, apuntó Enguix.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *