Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Griñó Ecologic ha instalado tres separadores ópticos TITECH autosort 4 en su planta de selección de envases de Montoliu de Lleida. Estos equipos están dotados de un sensor espectrométrico centrado en el infrarrojo cercano para separar las diferentes fracciones poliméricas y briks, y operan en una línea de tratamiento que procesa 3 t/h de residuos de envases ligeros.

Equipos TITECH Autosort en la planta de Griñó en Lleida
Griñó Ecologic ha instalado 3 separadores ópticos TITECH autosort 4 en su planta de selección de envases de Montoliu (Lleida)

El pasado mes de octubre entró en funcionamiento la nueva planta de clasificación de envases ligeros que el Grupo Griñó ha construido en el municipio leridano de Montoliu. En ella se realiza la recuperación de los materiales presentes en el contenedor amarillo, procedentes de la recogida selectiva municipal: PET, PEAD, film, brik, aluminio, férricos y plástico mezcla, materiales que, una vez clasificados, son embalados para su traslado hasta su reciclador final. La planta atiende a una población de más de 440.000 habitantes de la provincia de Lleida.

La nueva instalación ha sido dotada de tecnología de vanguardia, al incorporar tres separadores ópticos TITECH autosort 4, equipos con sensores de infrarrojos (NIR) de cuarta generación, que identifican y clasifican los diferentes materiales con la máxima velocidad y precisión. Actualmente se procesa un promedio de 3 t/h, pero la planta está diseñada para incrementar su capacidad, adaptándose así al crecimiento constante de la cantidad de residuos de envases recogidos.

Línea de tratamiento

En concreto, se han instalado dos equipos TITECH autosort [NIR1] con un ancho útil de 1400 mm con doble track. El primero separa en el primer track la fracción de PET, mientras el resto de materiales se dirigen al segundo equipo –primer track– para separar el PEAD. El rechazo de este segundo equipo es redirigido mediante cintas transportadoras hacia el segundo track del primer separador. Este segundo track separa el cartón para bebidas, mientras que su resto se dirige de nuevo al segundo equipo TITECH, al segundo track, donde se efectuará la última separación automática con la separación del plástico mezcla. De esta manera, con solo dos equipos se consigue separar cuatro fracciones con la máxima efectividad y pureza.

Por otro lado, se ha instalado un tercer equipo, modelo TITECH autosort de 1000 mm de ancho, que se encuentra situado sobre la línea de planares para la separación de papel y cartón antes de entrar en el separador de film. Así se consigue que la fracción de film aspirada sea de alta calidad y adicionalmente se genera una fracción recuperada de papel y cartón.

Mayor rendimiento

Albert Mateu, director de la División de Tratamiento de Griñó Ecologic, se muestra satisfecho con las ventajas de esta innovadora tecnología: “La separación automática por sensores permite tratar mayor cantidad de material, aumentando considerablemente el rendimiento global de la planta y disminuyendo los costes de manipulación. Además, se obtiene un material seleccionado de alta calidad”.

Equipos TITECH en la planta de selección de envases de Griñó Ecologic
Detalle de la planta y uno de los equipos instalados

Esta no es la primera experiencia del Grupo con los equipos de clasificación por sensores de TOMRA Sorting, ya que cuenta con otra planta de selección de envases ligeros en Constantí (Tarragona), equipada con tecnología de separación automática basada en sensores TITECH. Dicha planta procesa 5 t/h de residuos de envases y presta servicio a una población de 810.000 habitantes de toda la provincia. En ella se gestionaban también los envases ligeros recogidos en la provincia de Lleida hasta la puesta en marcha de la planta de Montoliu.

“La experiencia en ambas plantas ha sido muy positiva. Los resultados obtenidos en la planta de Constantí fueron muy satisfactorios, hecho que favoreció utilizar también equipos para la separación automática por sensores de los materiales en la planta de selección de Montoliu”, afirma Albert Mateu.

Fácil integración, instalación y mantenimiento

Los equipos de última generación de la planta de Montoliu permiten la selección de dos grupos diferentes de materiales con un único bloque de válvulas al dividir la cinta de aceleración longitudinalmente (doble track), lo que permite optimizar la inversión, ya que un único separador es capaz de separar dos fracciones cada vez con la misma efectividad que dos equipos independientes

Carlos Manchado Atienza, director para la Península Ibérica y Latinoamérica de TOMRA Sorting, ha indicado que “entre los beneficios que aporta TITECH autosort 4 destaca una mayor estabilidad en la fase de detección, una reducción del consumo de energía eléctrica, de hasta un 70%, una menor necesidad de mantenimiento y un nuevo bloque de válvulas más preciso y más rápido”.

La fácil integración de los equipos con los otros equipos unitarios que conforman las plantas de selección de envases y su casi nulo mantenimiento, son otras de sus ventajas. “Sus dimensiones, su bajo consumo eléctrico y de aire comprimido, hacen que sean unidades de fácil instalación; y el hecho de que el material a procesar esté ahora más alejado de los elementos vitales del separador (como el escáner, lámparas…), hace que sea un equipo que precise de pocas intervenciones de mantenimiento” explica Mateu. “Con este tipo de equipos de separación óptica se ha conseguido una gran optimización respecto a la superficie ocupada por la planta mecánica, sin renunciar a la capacidad de procesado ni a la calidad del material” añade.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *