Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Imagine un robot que discretamente y en silencio entra en su vecindario en mitad de la noche, recoge su cubo de la basura y lo vacía en el camión de recogida de residuos. Y todo sin despertar a su familia y sin que el conductor del camión tenga que levantar los pesados cubos. Este es el objetivo ROAR, un proyecto destinado a desarrollar las soluciones de transporte inteligente del futuro.

El proyecto ROAR trabaja en un robot diseñado para recoger la basura
El robot sería el encargado de recoger los cubos de basura y vaciarlos en el camión

El grupo de automoción Volvo trabaja en colaboración con la Universidad Tecnológica Chalmers y la Universidad Mälardalen (Suecia), la Universidad Estatal de Pensilvania (EE UU) y la compañía de reciclaje de residuos Renova, en el desarrollo de un robot recogedor de basura.

El objetivo del proyecto ROAR (Robot-based Autonomus Refusehandling) es conseguir un robot que, siguiendo las instrucciones del sistema operativo del camión de recogida, pueda recoger los cubos de basura de los hogares, llevarlos hasta el camión y vaciarlos. Todo ello –afirman desde la empresa– bajo la supervisión del conductor del camión.

El propósito de ROAR es demostrar cómo, en un futuro cercano, podremos usar máquinas inteligentes que nos ayuden a llevar a cabo una amplia variedad de actividades. Esta tecnología sería aplicable en una gran diversidad de áreas, y en realidad la recogida de basuras es solo un ejemplo.

La Universidad Mälardalen se encargará de diseñar el robot, mientras que la Universidad de Chalmers será la encargada de desarrollar el sistema operativo que lo controle. «Durante muchos años, Chalmers ha desarrollado la tecnología para el control y coordinación de sistemas autónomos”, dice Petter Falkman, profesor asociado en Chalmers, “y vemos que podemos lidiar con los problemas de tipo complejo que implica la manipulación de residuos”.

Por su parte, la Universidad Estatal de Pensilvania será la encargada de desarrollar el panel de control y los sistemas de comunicación para el conductor del camión. El líder del proyecto en esta universidad, Sean Brennan, destaca que este proyecto no solo tiene que ver con el desarrollo de un vehículo de última generación, “sino que también ayudará a definir cómo la sociedad interactuará a diario con sistemas robóticos”.

El trabajo se desarrollará hasta junio de 2016, cuando la tecnología se probará en un vehículo desarrollado por Renova.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *