Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Según la concejala de Medio Ambiente, en 2019 se espera recuperar entre 12.000 y 14.000 toneladas de residuos orgánicos procedentes de los hogares y los grandes generadores.

presentación de los datos de recogida de materia orgánica en Valencia

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valencia, Pilar Soriano, presentó la semana pasada la «Valoración de la fase 2 de la implementación de la materia orgánica en València». La implantación escalonada de contenedores de materia orgánica comenzó el pasado mes de noviembre y a finales de 2018 se llegó así al 51 % de la población, con lo que se ha conseguido la recogida de 3.416 toneladas de materia orgánica. «Ha tenido una gran acogida por parte de la ciudadanía y durante este año continuaremos con la fase 2, en la que ampliaremos y llegaremos a toda las partes de la ciudad», explicó la regidora.

Soriano aseguró que «como mínimo para 2019 se espera una recogida que oscila entre 12.000 y 14.000 toneladas de materia orgánica». Esto supone un «aumento considerable», ya que en 2016 se recogieron 273 toneladas y en 2017, 2.188.

El pasado 4 de enero finalizó la campaña informativa de implementación del servicio, «con la que se ha conseguido una acogida muy buena por parte de la ciudadanía», según explicó Soriano. En esta campaña de concienciación, se han repartido 52.682 cubos específicos para la recogida doméstica y se han realizado charlas para informar y resolver dudas. Por otra parte, a final de este mes se llevará a cabo una caracterización de los residuos para analizar qué residuos se recogen y hacer un balance de la recogida en una semana normal.

La concejala explicó que «la gente por lo general se lo ha tomado bastante en serio y ha sabido rellenar la bolsa orgánica con los residuos bien seleccionados«. y añadió que las expectativas son muy buenas, «pero seguiremos trabajando en la concienciación».

Por otro lado, se van a implementar a partir de este mes, 14 unidades de compostadoras en los colegios. Soriano explicó que «desde el Ayuntamiento trabajaremos con los colegios para fomentar esa educación y para que puedan producir su propio compost para sus huertos».

La semana pasada también concluyó la campaña en los PAI (Programas de Actuación Integrada) de Moreres, Quatre Carreres, Sociópolis y Benicalap, en los cuales se ha recogido 3 toneladas de materia orgánica. En estas zonas se han instalado contenedores de recogida selectiva en los almacenes de los edificios para conseguir zonas sin contenedores en la calle.

Con la implementación de la segunda fase, el proyecto de recogida de materia orgánica y selectiva llegó a 11 distritos al finalizar 2018, después del plan piloto que se realizó en Sant Marcel·lí, Benimaclet, Campanar, Sant Pau y en los grandes productores (que incluyen mercados, escuelas, hospitales y supermercados).

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *