Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Gracias a un proyecto piloto, los usuarios de la playa de Can Caminos, en El Prat de Llobregat (Barcelona), deberán dejar diez céntimos por cada bebida adquirida en los chiringuitos, que les serán reembolsados al devolver el envase.

La playa de El pRat de Llobregat probará un SDDR este verano

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), en colaboración con el Ayuntamiento del Prat de Llobregat , ha puesto en marcha una prueba piloto de recogida de envases en la playa del mismo municipio, a través de un sistema sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR).

Así, durante el mes de julio y parte de agosto, todos los envases de bebidas (latas, botellas de plástico y vasos) que se vendan en los cuatro chiringuitos que hay en la playa de Can Caminos, irán identificados con un código de barras. De esta forma, cuando un consumidor adquiera una bebida con el envase correspondiente, deberá dejar un depósito de 0,10 euros por envase, que ya estará incluido en el precio total. Este depósito le será reembolsado si devuelve el envase a los chiringuitos.

El objetivo de esta iniciativa es contabilizar cuántos envases son devueltos por parte de los consumidores después de que se los lleven del chiringuito.

Un sistema informatizado permitirá obtener información sobre el desarrollo de la prueba en tiempo real, como la evolución de retornos absolutos y por chiringuito, por día y semana, los días de la semana y franjas horarias de máximas ventas y retornos, etc.

Para ayudar a los ciudadanos a entender el nuevo sistema, en la misma playa habrá dos educadores ambientales que resolverán dudas sobre la mecánica del depósito y el retorno. También se han colocado, a pie de playa, carteles informativos.

Esta iniciativa supone la introducción de un sistema complementario al más extendido del reciclaje en contenedores, y está pensado para ámbitos con unas características muy concretas –en este caso, una playa y unos chiringuitos definidos–.

La prueba se enmarca dentro de las estrategias del AMB para avanzar hacia el “residuo cero”. No se descarta, siempre que los resultados sean positivos, extender el sistema SDDR a otras partes del área metropolitana con características particulares, como el caso de las playas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *