Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Para alcanzar el gran reto que supone la economía circular, es necesario producir materiales secundarios de alta calidad a través de la tecnología adecuada. Bajo esta premisa tuvo lugar la Jornada técnica de gestión de RAEE organizada en Sevilla por la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER).

Participación de TOMRA en la jornada de FER

El pasado 10 de octubre, Judit Jansana, directora para España y Portugal de TOMRA Sorting, participó en la Jornada técnica de gestión de RAEE, donde ahondó en las “Tecnologías de identificación y separación automática de plásticos”. La larga trayectoria de TOMRA Sorting Reycling en la recuperación de materiales a partir de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), se basa en su apuesta por la innovación y la investigación, aplicada a los diseños de sus equipos.

Los plásticos son elementos clave en la fabricación de productos eléctricos y electrónicos, representando el 20%, aproximadamente, de los materiales que componen estos aparatos. Se estima que de los más de 12 millones de toneladas de residuos electrónicos que se esperan el próximo año en la Unión Europea, 2,5 millones de toneladas (un 23%) sean plásticos.

Varios factores legales han desencadenado una necesidad cada vez más acuciante de separar estos materiales: la iniciativa china, conocida como “Espada Nacional”, que ha paralizado casi por completo el envío de residuos al país asiático; y la prohibición legislativa de reutilizar plástico que contenga material ignífugo bromado (BFR).

A partir de estas restricciones, es imperativo que los países donde se originan los residuos cuenten con la capacidad de recuperar el plástico y darle utilidad, evitando así que este acabe en un vertedero y agravando un problema que, hoy en día, está causando estragos a nivel mundial.

Como consecuencia, un proyecto financiado por la Comisión Europea, y respaldado por Naciones Unidas, pide a los consumidores que exijan productos electrónicos y eléctricos hechos con plástico reciclado, y que los fabricantes rediseñen productos para mejorar la reciclabilidad e integrar plásticos reciclados en nuevos productos.

Todo esto en pro de una economía circular, cuyo objetivo es la optimización de los materiales y residuos para alargar su vida útil y apostar por la prevención, la reutilización, la reparación y el reciclaje que permitan dar a los materiales más de un uso. Obviamente, las nuevas tecnologías resultan de vital importancia para lograr este objetivo. Y TOMRA Sorting Recycling cuenta con los equipos adecuados.

Plásticos reciclados para lograr el objetivo

Tal y como expuso Judit Jansana en su presentación, “la Directiva Europea sobre RAEE prohíbe el reciclaje de plásticos con retardante a la llama bromados. Estos representan aproximadamente un 30% de los plásticos en RAEE y, de estos, un 40% son Halogenados (Cl, Br). Todos los plásticos deben tratarse para retirar aquellos que tengan estas características”. Además, la Directiva RoHS, de restricción de sustancias peligrosas, que se aplica a la producción de productos eléctricos y electrónicos, exige que los polímeros reciclados no contengan bromo, entre otros elementos.

Es, por tanto, obligatorio, extraer este material del plástico de los RAEE antes de su reciclaje.

Los plásticos más utilizados en RAEE son ABS (Acrilonitrilo butadieno estireno), PS (Poliestireno) y PP (Polipropileno). Para tratarlos, TOMRA Sorting Recycling dispone de la tecnología necesaria que permite extraer estas fracciones el material no apto de los residuos.

Una solución para cada problema

Gracias a la combinación de dos máquinas de clasificación automática,  permite cumplir la Directiva RoHS con un producto de salida con menos de 1.000 ppm de bromo.  Así, “el proceso óptimo, tanto en rendimiento como en purezas, es en primer lugar concentrar la fracción PS y PC-ABS mediante tecnología AUTOSORT para después, en un segundo paso, retirar los bromados gracias a la  X-TRACT”, apunta Judit Jansana.

El AUTOSORT de TOMRA empieza el proceso de clasificación mediante el uso de la tecnología de infrarrojo cercano (NIR) para separar los polímeros  de la entrada, procedentes normalmente de aparatos informáticos y electrodomésticos, en diferentes fracciones poliméricas. De este modo, se crea una fracción de PC/ABS o una fracción de HIPS (Poliestireno de alto impacto), por ejemplo.

Estas fracciones pasan de una en una por el X-TRACT de TOMRA con tecnología de rayos-x. Esta máquina puede separar los polímeros con retardante a la llama bromados de aquellos que no contienen este tipo de material, ya que los primeros tienen densidades atómicas superiores y absorben más energía que los plásticos no bromados.

El resultado de este proceso es la eliminación de hasta el 98% del plástico que contiene material bromado de cada una de las familias poliméricas  los flujos de entrada de residuos mixtos. Este proceso , lo que supone una mínima pérdida de plástico “bueno”.

Como alternativa para la reducción de bromo, también se puede pasar directamente el plástico mixto por el X-TRACT de TOMRA para obtener un producto de salida de menos de 1.000 ppm y una mezcla sin retardantes bromados que puede someterse, después, a otros procesos de separación de polímeros.

Por otra parte, la presencia de plásticos negros dentro de los RAEE varía según el tipo, y está más presente en IT (Tecnología Informática) y en pequeños electrodomésticos. “Suelen fabricarse en base al negro del humo (carbón) por ser más barato que otras alternativas”, añade Judit Jansana. Para detectarlos, TOMRA ofrece una clasificadora de plástico que permite recuperar polímeros y separar por ejemplo ABS negro, PP negro y PS negro.

Un futuro sostenible

La acumulación de plásticos está generando un enorme daño al medioambiente. Para que este grave problema encuentre una solución, dentro del marco legal y de la responsabilidad, debe implantarse un nuevo enfoque en el tratamiento y gestión de los residuos a nivel internacional.

Desde el punto de vista tecnológico, hay que utilizar todas las herramientas disponibles que permiten obtener plástico reciclado de la más alta calidad, capaz de sustituir incluso al plástico virgen en un proceso de producción. Por otro lado, las empresas fabricantes de envases de plástico deben concienciarse y meterse de lleno en el proceso de reciclado, diseñando productos más inteligentes, reciclables y que utilicen material reciclado de primera calidad.

TOMRA Sorting Recycling aporta en este contexto sus soluciones para poder llegar a la meta de dar a los plásticos una segunda vida y valorizar los residuos para convertirlos en algo más que un simple desecho.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *