La encuesta sectorial que cada año realiza Techsolids refleja un moderado optimismo en el sector, aunque la evolución de la pandemia sigue condicionando las previsiones.

Vuelven los beneficios a las empresas de tecnología de sólidos

A pesar de las malas previsiones que declararon los empresarios del sector de la tecnología de sólidos el año pasado, el 80% de las empresas han obtenido beneficios en el ejercicio 2020. Esta es una de las principales conclusiones de una exhaustiva encuesta a 114 empresas españolas del sector realizada por Techsolids, la Asociación Española de Tecnología para Sólidos.

Esta organización realiza desde hace seis años un análisis de la coyuntura del sector de la tecnología de sólidos en España. En esta ocasión se ha vuelto a incluir un bloque de preguntas sobre el impacto del Covid-19 en las empresas.

Uno de los aspectos más positivos que se detectan en la encuesta es que el 69% de las empresas de sector realizaron actividades de innovación durante el año 2020, tanto a nivel de productos como de procesos y de modelo de negocio. Este aumento en las inversiones en I+D+i se ha traducido en una mejora en la competitividad de las empresas del sector.

Respecto a ejercicios anteriores, en 2020 ha aumentado significativamente el porcentaje de empresas que exportan, que alcanza ya el 70%. Es un sector cada vez más internacionalizado. La tecnología española para el almacenamiento, el transporte, la manipulación y el procesamiento de materiales sólidos cada vez es más conocida y valorada en los mercados internacionales.

Los mercados donde se ha exportado más en el 2020 son los europeos y los latinoamericanos, destacando Francia, Portugal, Alemania, México y Chile.

Los sectores prioritarios de la tecnología de sólidos son, como en los ejercicios anteriores, el alimentario, el químico y el farmacéutico, sectores que tradicionalmente se ven menos afectados por las crisis económicas, como la provocada por la pandemia del Covid-19.

Hay un moderado optimismo en el sector, y un 67% de las empresas considera que el ejercicio 2021 va a ser mejor que el 2020, y menos de un 5% considera que será peor. Aunque la incertidumbre por la evolución de la pandemia sigue condicionando las previsiones según un 48% de las empresas.

La demanda tanto nacional como internacional y la situación financiera de los clientes fueron los factores que afectaron más positivamente en el ejercicio 2020. No obstante, la coyuntura política, el precio de las materias primas y el coste laboral fueron los factores que afectaron negativamente a las empresas del sector.

Los sectores menos afectados por el impacto del Covid-19, son, por este orden: alimentación, farmacéutico, detergentes, químico y piensos. Los más afectados son el aeronáutico y el naval/ portuario.

Por otro lado, el 25% de las empresas del sector considera que algunos de los cambios de hábitos y costumbres que ha provocado la pandemia en las empresas se mantendrán. En especial el teletrabajo, las videoconferencias y unos horarios más flexibles. Pero también hay que destacar que un 60% de las empresas del sector considera que una vez superada la pandemia se van a olvidar todas las medidas de prevención.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *