Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El riguroso cumplimiento de los valores IPPC por el complejo ambiental de la empresa pública gallega garantiza que sus niveles de emisiones a la atmósfera estén en todos los casos muy por debajo de los límites legales.

Técnicos de Georgia durante su visita a Sogama

Cerca de una veintena de técnicos de Georgia (hasta 1991 perteneciente a la antigua URSS) visitaron el pasado martes el complejo industrial de Sogama en Cerceda (A Coruña) y lo hicieron en el marco de uno de los proyectos identificados como “Twining”, que tienen por objeto extender el acervo comunitario a los países de reciente incorporación a la Unión Europea, mejorando de esta forma sus capacidades administrativas para adaptarse de forma adecuada a los estándares europeos.

En el caso de Georgia, el Twining, que llegará a su fin en abril del próximo año, cuenta con la participación de Holanda, la República Checa y España, asumiendo la Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, el liderazgo del mismo, siendo su principal cometido el fortalecimiento de la normativa en materia de medio ambiente y, más concretamente, en todo lo que respecta a la Directiva de emisiones industriales.

El proyecto, en el que se integran 50 misiones, contempla viajes de estudio, como es el caso de la visita a Sogama, para enseñar a los técnicos cómo se realizan las inspecciones en instalaciones IPPC, es decir, aquéllas que llevan a cabo un plan de acción orientado hacia la prevención y control integrado de la contaminación a fin de evitarla en origen.

La Sociedade Galega do Medio Ambiente cumple holgadamente con todos los valores IPPC, resultando, por su amplia experiencia, rigurosos controles y permanente actualización de los permisos, una de las compañías de referencia en este ámbito. Su mejor aval, los bajos niveles de emisión a la atmósfera, situándose estos en todos los casos muy por debajo de los límites legales.

Cabe recordar que las plantas de valorización energética de residuos están sometidas a rigurosas inspecciones, mucho más exigentes que las que rigen para otras infraestructuras industriales, por lo que sus controles, además de intensos, son permanentes en el tiempo, analizando todos y cada uno de los parámetros que puedan tener algún tipo de incidencia en el medio.

Aplicación de las tres erres

El grupo fue recibido por el director general de Sogama, Isidro García Téllez, quien dio a conocer los pormenores del modelo de gestión seguido por esta empresa pública, a través del cual se prioriza la aplicación de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje), que complementa con la valorización energética de la fracción no reciclable.

A continuación un ingeniero del Departamento Técnico, José Manuel Atene, realizó una presentación previa de las características operativas y tecnológicas de la infraestructura industrial de la Sociead, que los visitantes pudieron comprobar in situ a través de un recorrido guiado por las distintas instalaciones que conforman el complejo, teniendo igualmente el privilegio de ver, ya construida y montada, la nueva planta de clasificación de materiales contenidos en la bolsa negra y que forma parte del proceso de ampliación de la empresa.

El grupo visitó también el vertedero de residuos no peligrosos de Areosa, clausurado ya en su mayor parte, y que verá minimizada progresivamente la entrada de desechos gracias a la ampliación del complejo medioambiental.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *