Más de 88.000 toneladas de estos aceites usados se destinaron a regeneración para producir nuevos lubricantes, y otras 31.000 toneladas se procesaron como combustible.

Recogida de aceite lubricante usado

El sistema de gestión de aceites industriales usados SIGAUS remitió recientemente sus Informes Oficiales 2020 al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD), así como a los organismos competentes de las diferentes CC.AA. En ellos la entidad da cuenta de cómo la crisis sanitaria y económica provocó un acusado descenso en las ventas de aceites lubricantes el pasado año, ya que las cerca de 265.000 toneladas comercializadas en el mercado supusieron una caída del 11,3% con respecto a las de 2019.

A pesar de tratarse del mínimo histórico de volumen adherido, SIGAUS continuó contribuyendo a la economía circular a través de un completo y eficaz servicio de gestión del aceite usado, atendiendo a más de 67.000 establecimientos productores, repartidos en 4.816 municipios de toda nuestra geografía.

En conjunto, en todos ellos se recuperaron 147.000 toneladas brutas de residuo a través de 162.000 operaciones de recogida, que pudieron llevarse a cabo gracias a la amplia red de gestión de SIGAUS que abarca todo el territorio, tanto peninsular, como insular y las ciudades autónomas.

Como se detalla en estos informes, tras descontar agua e impropios, el residuo resultante alcanzó las 121.000 toneladas, que se sometieron íntegramente a distintos tipos de tratamiento para su aprovechamiento como nuevos productos. Más de 88.000 toneladas (un 74% del total) se destinaron a regeneración, el tratamiento circular por excelencia, lo que permitió producir más de 55.000 toneladas de nuevos lubricantes, evitando la emisión de casi 59.000 toneladas de CO2 y la utilización de 26 millones de barriles de petróleo (en comparación con la fabricación de esos lubricantes mediante el proceso del refino del petróleo).

En cuanto a la cantidad de aceites usados procesados como combustible de uso industrial para su posterior aprovechamiento energético, ascendió a 31.617 toneladas, que permitieron la producción de 28.456 toneladas de fuel óleo, ahorrando 29 GWh y la emisión a la atmósfera de 17.326 toneladas de CO2 (frente a la producción de combustible a través del refino del petróleo).

Esta y otra información, enriquecida estadísticamente, se encuentra disponible en la web Observatorio del Aceite Usado, en la que se realiza un análisis de la actividad de SIGAUS a nivel territorial, a través de mapas temáticos interactivos y gráficos que permiten visualizar datos a nivel autonómico, provincial y, a través de un área privada destinada a las Administraciones Públicas, también municipal.

Gestión del 88% del aceite comercializado en España

Por otro lado, y tras el último estudio independiente sobre el mercado de los aceites industriales que se consumen en España, el porcentaje que representan los aceites comercializados por las empresas adheridas a SIGAUS se sitúa en un 85,86% del total comercializado en España y que genera obligaciones en materia de gestión de aceites usados.

No obstante, como SIG mayoritario, SIGAUS sigue asumiendo el volumen de lubricantes comercializado por fabricantes no identificados y que supone un 2,21% adicional. De esta forma, desde el pasado 1 de enero SIGAUS se responsabiliza, financiando su gestión, de un 88,07% del aceite usado generado en España y sometido a responsabilidad ampliada del productor (RAP), frente al 87,06% de 2020.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *