El sistema rumano de depósito, devolución y retorno de envases contará con casi 80.000 puntos de recogida y estará operado por un consorcio de productores y minoristas.

En marcha el SDDR de envases en Rumanía
Foto: Sensoneo

Rumanía pone en marcha hoy el mayor sistema centralizado de deposito y devolución de envases del mundo, con casi 80.000 puntos de recogida. Rumanía se une así a otros 13 países de la UE que han puesto en marcha sistemas de depósito, devolución y retorno (SDDR) con el objetivo de aumentar las tasas de recogida y reciclaje de envases de bebidas de un solo uso.

El sistema rumano cubrirá los envases de bebidas de plástico, vidrio y metal de 0,1 a 3 litros. El depósito por botella será de 0,5 lei rumanos (aproximadamente diez céntimos de euro).

Todas las personas jurídicas que produzcan, importen o vendan bebidas en envases de un solo uso están obligadas a participar en el sistema. El lanzamiento oficial está previsto para hoy, 30 de noviembre. El SDDR de Rumanía aspira a alcanzar relevancia mundial como el sistema integrado más completo, distinguiéndose por su notable complejidad. El establecimiento del sistema se enfrentó a retos complejos en múltiples aspectos, que abarcan la configuración de equipos, la integración de software y la identificación y obtención de ubicaciones adecuadas para los centros regionales.

El operador del sistema es RetuRO, un consorcio formado únicamente por una combinación de entidades privadas (asociaciones de productores y minoristas de bebidas) con una participación pública menor (a través del Ministerio rumano de Medio Ambiente, Aguas y Bosques). RetuRO gestionará anualmente unos 7.000 millones de envases de bebidas. Rumanía se encuentra actualmente a la cola de Europa en cuanto a tasa de reciclado.

Según Cristian Mihai, director de IT de RetuRO, «a pesar de los muchos retos, hemos conseguido implantar un sistema muy complejo en un plazo increíblemente corto. Hablamos de un sistema modular extremadamente complejo, que no sólo tendrá que soportar la información recibida de casi 80.000 operadores económicos, sino también correlacionar los datos de identificación, existencias, devolución, recogida, facturación y notificación de casi 7.000 millones de envases. La novedad y el carácter revolucionario de este sistema lo hacen apasionante y provocador a partes iguales».

El SDDR rumano utiliza una solución informática de la empresa tecnológica eslovaca Sensoneo. El software funciona como columna vertebral de todo el sistema, ya que integra a todas las partes interesadas y recopila datos de todas las fuentes de la cadena de procesos. La empresa asegura que los sistemas de depósito y devolución aumentan la pureza del material recogido, favoreciendo la circularidad de los materiales y la reducción de las emisiones de CO2.

Sensoneo diseñó para este SDDR un sistema informático único y listo para integrarse, que puede adaptarse a las necesidades específicas de los distintos países y es compatible con cualquier máquina expendedora de devoluciones. En la fase preliminar, Sensoneo proporcionó una herramienta de mapeo del mercado que permitió la implantación más eficaz del SDDR, incluida la recopilación y el análisis de datos digitales de todas las entidades, el registro de las entidades y sus bebidas en el sistema y la contratación digital automatizada.

El sistema completo de Sensoneo incluye módulos para cada actividad relacionada con la preparación, el funcionamiento y la elaboración de informes. Los principales módulos del sistema están representados por el portal web para productores y minoristas, el registro de envases, el registro de puntos de recogida, el sistema ERP (planificación de recursos empresariales), el sistema de informes, el sistema de gestión de documentos, interfaces con otros sistemas (RVM, centros de recuento y clasificación) y aplicaciones móviles. Todos estos módulos están alojados en la infraestructura en la nube de Microsoft Azure, que ofrece oportunidades ilimitadas de escalado del rendimiento y un alto nivel de protección de la seguridad. Los módulos reflejan requisitos y necesidades específicos y cumplen por completo las obligaciones de cada parte interesada.

Martin Basila, consejero delegado y cofundador de Sensoneo afirma que «estamos muy orgullosos de desempeñar un papel importante en la construcción del mayor sistema integrado de depósito y devolución del mundo. Estamos encantados de contribuir a esta iniciativa innovadora con nuestro software de vanguardia adaptado a las demandas exclusivas de los clientes».

La empresa cuenta con amplia experiencia en sistemas de depósito y devolución y es actualmente el único integrador de SDDR que opera en cinco países europeos (Rumanía, Eslovaquia, Malta, Irlanda y Hungría). Sensoneo implantó el SDDR eslovaco en sólo 10 meses, alcanzando actualmente un 93% en las tasas de reciclaje.

Según Peter Knaz, responsable de la división SDDR y Take-Back de Sensoneo, el nuevo SDDR «es el paso adecuado para que Rumanía aumente la recogida de flujos de materiales limpios y disminuya la contaminación por residuos«.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *