Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La empresa alemana Advansa fabrica una fibra de poliéster reciclado a partir de residuos plásticos recogidos gracias al proyecto social Plastic Bank. La española Mash la utiliza para confeccionar ropa de cama como almohadas y edredones.

Ropa de cama con fibras de plástico reciclado

La empresa alemana Advansa ha desarrollado una fibra de relleno para colchones, edredones nórdicos y almohadas producida a partir de plástico reciclado. Aerelle Blue, que es como se denomina este producto, se ha desarrollado en colaboración con Plastic Bank, proyecto social cuyo objetivo es ayudar a prevenir y reducir el flujo de residuos plásticos hacia las playas y océanos, en regiones costeras que no cuentan con sistemas eficientes y formales de gestión de residuos y reciclaje, al tiempo que abre nuevas oportunidades para las personas que viven en la pobreza.

Las fibras de relleno de alta tecnología Aerelle Blue están fabricadas a partir de los escamas de plástico reciclado en la fábrica de Advansa en Alemania. Posteriormente, la empresa española Mash utiliza estas fibras de poliéster en la fabricación de almohadas y edredones nórdicos de alta calidad en la gama denominada “Ocean Protect”. De hecho, la almohada que forma parte de esta línea de productos ha sido elegida por los consumidores Producto del Año en 2020, con el Premio a la Innovación en su categoría.

En lo que se refiere al proceso de recogida de los residuos plásticos para fabricar esta fibra reciclada, Plastic Bank ofrece incentivos a los recolectores en efectivo o en forma de tokens digitales (unidad de valor emitida por una entidad privada) asegurados por Blockchain, con los que aumentan sus ingresos y brindan mejores oportunidades para ellos y sus familias. El Social Plastic, creado a partir de los ecosistemas de Plastic Bank, ayuda a las personas que viven en la pobreza a construir un futuro más próspero y mejorar el medio ambiente.

Con esta asociación, Advansa ofrece a aquellos que se preocupan por el cuidado del medio ambiente productos más responsables y sostenibles, también para el sector del descanso.

Certificados de ambientales y de calidad

Gracias a una tecnología puntera en su planta de Alemania, Advansa puede garantizar los beneficios de alta calidad y comodidad para estas fibras de poliéster reciclado, que también cuentan con la exigente Etiqueta Ecológica Europea (Ecolabel), siendo el único fabricante que la tiene. La Ecolabel garantiza sus calidades medioambientales, su durabilidad y sus rendimientos técnicos. Esto se traduce en unos rellenos de fibra para ropa de cama más esponjosos, suaves y duraderos. Todos los productos de Mash producidos con el relleno de fibra Aerelle Blue llevan una etiqueta numerada individualmente para garantizar una trazabilidad y transparencia completas.

La fiabilidad y la credibilidad ecológica están respaldadas por un proceso de certificación como es el Estándar GRS (Global Recycling Standard), que busca comprobar el contenido reciclado de los productos y verificar prácticas sociales, medioambientales y químicas responsables en su producción.

Además, las fibras de poliéster Advansa cuentan con el certificado Oeko-Tex Standard 100, la etiqueta ecológica para productos textiles, que verifica que las fibras no presentan un riesgo para la salud del consumidor, no utilizan materiales dañinos en su composición y son ecológicas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *