Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Un informe encargado por el Gobierno balear analiza la viabilidad y potenciales beneficios de impulsar en las islas un sistema generalizado de reutilización de envases de bebidas.

Baleares quiere impulsar la reutilización de envases

Sólo el 16,8% de los envases de bebidas comercializados actualmente en las Islas Baleares son retornables. La reutilización de botellas, de hecho, ha quedado prácticamente reducida al canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías), aunque, en los últimos años, los envases reutilizables en este circuito han disminuido considerablemente y, actualmente, sólo representan un 35% de lo que se distribuye.

Es por eso que la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Gobierno balear ha encargado a Rezero (Fundación para la Prevención de Residuos y el Consumo) la elaboración de un Plan de impulso del uso de envases de bebidas reutilizables.

El director general de Educación Ambiental, Calidad Ambiental y Residuos, Sebastià Sansó, presentó el pasado viernes el Plan, acompañado de la directora de Rezero, Rosa García. Sansó destacó que “este Plan supone un paso más hacia el cambio de modelo en la gestión de los residuos, objetivo primordial de esta legislatura, y que cristalizará, presumiblemente, martes próximo con la aprobación en el Parlamento de la primera Ley de residuos y suelos contaminados en la historia de la Comunidad”.

Con relación a los objetivos, el Plan plantea varios escenarios hasta el 2025. En el más optimista, se estipula que las Islas Baleares se podrían ahorrar la generación de 42.935 toneladas anuales de residuos, el triple que actualmente. Y es que, ahora mismo, se estima que el uso de envases reutilizables en el archipiélago evita la generación de entre 11.042 y 14.779 toneladas. Con todo, un escenario más realista, teniendo en cuenta las limitaciones existentes y asumiendo unos objetivos de reutilización del 70% de los envases en el canal HORECA y del 15% por otros canales, prevé un ahorro de entre 25.427 y 34.033 toneladas de residuos de envases.

Con el fin de revertir la situación actual, el Plan propone varias actuaciones en todas las líneas de la cadena:

  • Producción y envasado: Se propone crear una línea de ayudas económicas para dar apoyo a los productores locales de bebidas que ya envasan en formato reutilizable y establecer un sistema de reutilización de envases estándar por varias categorías de bebidas (agua, refrescos, cerveza…) para todos aquellos productores que quisieran adherirse. La Administración subvencionaría un banco de envases y los productores pagarían una cuota de uso.
  • Lavado: Se propone la habilitación de una planta de lavado público que dé servicio tanto al banco de envases estándar como a otras envasadoras que lo deseen.
  • Distribución: Se propone la creación de una distribuidora de productos locales que compita con las grandes cadenas de distribución. Se encargaría de la distribución y redistribución de los envases hasta las instalaciones de lavado y los productores, y facilitaría así la introducción de estos productos en el mercado balear.
  • Venta: Con el fin de incrementar la oferta de bebidas en envase reutilizable, se propone implementar una serie de incentivos económicos dirigidos a los comercios y canal HORECA, desarrollar actividades educativas y de formación en estos sectores y establecer cuotas mínimas en los pliegos de condiciones técnicas por actividades de restauración sometidos a procesos de concesión pública y en las licitaciones de todos los espacios y actividades públicas.
  • Consumo: Para incrementar la demanda y garantizar una devolución alta de envases, se propone establecer una serie de incentivos económicos dirigidos a los consumidores y crear una red de puntos de retorno por todo el territorio.
  • Transversales:
  1. Vertebrar un pacto por la reutilización de envases entre todos los actores que intervienen en la cadena de distribución de bebidas para incrementar la cuota de mercado de los envases reutilizables.
  2. Para asegurar una buena aceptación y participación por parte de todos los agentes, habrá que desarrollar una campaña de comunicación y sensibilización.
  3. Por otra parte, se propone impulsar una política en I+D+i para incrementar la información disponible.

Aunque hay obstáculos importantes de carácter estructural que hay que superar, el estudio subraya también que el territorio balear tiene particularidades que pueden favorecer la introducción de un sistema potente de consumo de bebidas en envase reutilizable. En este sentido, la insularidad es un factor favorable, dado que garantiza que las distancias a cubrir dentro del circuito distribución-consumo-reutilización serán cortas.

Un centenar de empleos

Además, el fuerte peso del turismo en la economía también puede ser un punto a favor. El canal HORECA distribuye el 48% de los 555,8 millones de unidades de envases de bebidas que se consumen anualmente en las Islas Baleares y está, justamente, donde el sistema de envase reutilizable tiene más presencia actualmente. También es lo que presenta más potencial de aceptación por parte del cliente, ya que muchos de los turistas que reciben las islas cada año ya están acostumbrados a convivir con sistemas de reutilización de envases en sus países de origen.

Los municipios, responsables de la gestión de los residuos de envases, también se beneficiarían de este sistema, según el estudio. La reducción en peso y volumen de los residuos implicaría una merma considerable del coste de la gestión de estos residuos, tanto en la fase de recogida como en la de tratamiento. La reutilización de envases también comportaría beneficios para los comerciantes porque les ofrece más oportunidades de fidelizar clientes.

Finalmente, el estudio que acompaña este Plan de impulso estima que las tareas y actividades necesarias para impulsarlo podrían generar un centenar de puestos de trabajo, tanto en la fase de implementación como de funcionamiento.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *