La instalación, cuya puesta en marcha está prevista para 2025, tendrá capacidad para convertir unas 400.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables en aproximadamente 220.000 toneladas anuales de metanol que se transformará en plásticos o biocombustibles.

Repsol, Enerkem y Agbar se unen para construir una planta de valorización de residuos en Tarragona
Vista de la biorrefinería de Enerkem en Edmonton (Canadá)

Repsol se unirá al proyecto Ecoplanta, junto a Enerkem y Agbar, para construir una planta de conversión de residuos en nuevos productos químicos en Tarragona.

En el marco de la joint venture ‘Ecoplanta Molecular Recycling Solutions’, la nueva factoría procesará unas 400.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables de los municipios cercanos y producirá alrededor de 220.000 toneladas de metanol anualmente. Este metanol se utilizará como materia prima para producir materiales circulares o biocombustibles avanzados, contribuyendo a evitar la emisión de unas 200.000 toneladas de CO2 cada año y reduciendo los residuos que de otro modo acabarían en el vertedero.

La planta será la primera de este tipo que se construya en la Península Ibérica y estará gestionada por Repsol y Agbar, mientras que Enerkem será el socio tecnológico clave. La decisión final de inversión del proyecto se llevará a cabo en el primer trimestre de 2022 y está previsto que la planta entre en funcionamiento a finales de 2025. El proyecto ya ha obtenido la Autorización Ambiental Integrada y la Declaración de Impacto Ambiental favorable por parte de las autoridades.

Repsol cuenta con un complejo industrial de primer nivel en Tarragona, lo que permitirá establecer sinergias entre ambas instalaciones.

Según José Luis Bernal, director ejecutivo de Productos Químicos de Repsol, «unir fuerzas con socios tan relevantes e innovadores en la gestión de residuos», refuerza el compromiso de la compañía de «reciclar el equivalente al 20% de nuestra producción de poliolefinas en 2030″.

Los residuos sólidos urbanos son de naturaleza muy heterogénea. Para poder transformarlos en productos de alto valor añadido como el metanol, la planta empleará una tecnología muy compleja, la gasificación. Enerkem es propietaria de esta tecnología de última generación, la primera que ha sido probada a escala industrial tras un riguroso proceso de escalado que ha durado más de una década y que se ha llevado a cabo en su planta de demostración situada en Edmonton (Alberta, Canadá). Además, ya se encuentra en construcción una nueva instalación en Varennes (Québec, Canadá).

Dominique Boies, consejero delegado y director financiero de Enerkem, explica que gracias a esta tecnología «única y disruptiva» en el sector, «podemos transformar residuos en plásticos renovables o biocombustibles avanzados”.

El proyecto ha sido seleccionado para pasar a la fase 2 del Fondo de Innovación de la Unión Europea, que apoya tecnologías altamente innovadoras y grandes proyectos emblemáticos en Europa para conseguir importantes reducciones de emisiones.

One Response to “Repsol, Enerkem y Agbar construirán una planta de valorización de residuos en Tarragona”

  1. Mario Argilés Serés, Responder

    Me satisface que un medio de divulgación haga noticia un hecho tan relevante como el comentado. Gracias, Residuos. Por mi dedicación en el proceso de gasificación, no para los residuos orgánicos sino para la recuperación de metales, me gustaría conocer en que estado se convierten las 180.000 tm restantes.
    Saludos

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *