Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El municipio castellonense de Càlig ha recuperado más de 52 toneladas de residuos orgánicos en los seis primeros meses desde su implantación, gracias a la participación ciudadana.

Primera experiencia de recogida de materia orgánica en la Comunitat Valenciana
La población de Càlig ha colaborado con la separación en origen de sus residuos orgánicos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El servicio de recogida selectiva de residuos orgánicos en el municipio de Càlig (Castellón), puesto en marcha el pasado mes de febrero por el Consorci Castelló Nord y la empresa Tetma, ha registrado en sus primeros seis meses una positiva respuesta ciudadana con la recogida de 52,64 toneladas de materia orgánica, según datos correspondientes hasta el mes de julio.

Este nuevo servicio ha contado con la instalación de 50 contenedores de 800 litros para la fracción orgánica, además de 75 contenedores de 800 litros para el resto de residuos sólidos urbanos (RSU). Por su parte, el Ayuntamiento de Càlig, con la colaboración del Consorcio de la Zona 1 y Tetma, repartió cubos especiales y bolsas de depósito para la materia orgánica y con el objetivo de facilitar la separación de los residuos en los hogares.

La frecuencia de recogida de materia orgánica es de tres días a la semana, de cinco días para la fracción restante de residuos urbanos en temporada baja, y de seis días en temporada alta (desde mayo a octubre).

Los datos facilitados por el Consorci Castelló Nord y Tetma apuntan a un total de 351,04 toneladas de residuos, RSU y orgánicos recogidos desde enero a julio de este año. De esta cantidad, más de 52 toneladas corresponden a fracción orgánica y 298,4 toneladas a la fracción resto de residuos urbanos.

La colaboración de la población de Càlig, con más de 2.000 habitantes, ha sido fundamental para desarrollar este servicio del Consorci Castelló Nord que pretende avanzar al máximo en la recogida y gestión de los residuos de los 49 municipios que integran la entidad de estas comarcas del norte castellonense.

Càlig ha sido la primera localidad de la Comunitat Valenciana en ensayar la recogida selectiva de materia orgánica, aunque otros municipios ya han mostrado su interés por sumarse a esta experiencia e incorporar este servicio próximamente.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *