Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Plastics Recyclers Europe ha publicado un documento que identifica los requisitos previos para aumentar el reciclaje de polietileno flexible en una materia prima de alta calidad al tiempo que se garantiza un proceso sostenible y rentable.

PRE analiza los obstáculos al reciclaje de polietileno flexible

Con una demanda por parte de los transformadores de plásticos de alrededor de 9 millones de toneladas, el polietileno de baja densidad (LLDPE y LDPE) es la segunda resina más procesada en la UE y, en consecuencia, con un alto potencial de reciclado. Sin embargo, la actual tasa de reciclaje de esta resina está alrededor del 31%, según Plastics recyclers Europe (PRE). Esto se debe al hecho de que alcanzar objetivos más altos y una mayor calidad del material reciclado de esta corriente de residuos se ve obstaculizado por una serie de desafíos que deben superarse para mejorar este rendimiento.

«Los residuos de films plásticos aún se perciben como un flujo exigente y difícil de tratar, sin embargo, en Europa hemos demostrado que incluso el reciclaje de films flexibles es posible. No obstante, para alcanzar las cantidades adicionales de los envases posconsumo necesitamos un compromiso fuerte de la cadena de valor para trabajar y conseguir que este material sea completamente sostenible», dice Ton Emans, presidente de PRE.

Los principales cuellos de botella especificados en el documento de PRE para mejorar las tasas de recuperación de polietileno flexible, se refieren a los bajos índices de recogida y la baja calidad de los materiales de entrada, la falta de diseño para el reciclaje y el desarrollo de las tecnologías de reciclaje.

En primer lugar, deben introducirse procesos armonizados de recogida y clasificación a nivel de la UE para aumentar tanto la cantidad como la calidad de los residuos recogidos.

En segundo lugar, el diseño de envases de plástico determina en gran medida el grado en que los envases pueden reciclarse, ya que las estructuras y los materiales que son incompatibles con el reciclado mecánico causan una serie de interrupciones en la línea de reciclaje. Por lo tanto, debe seguirse un diseño específico para el reciclaje al fabricar un producto y al introducir cualquier tipo de innovación en el mercado.

Por último, a pesar de que los avances en las tecnologías de clasificación y reciclaje han mejorado notablemente en los últimos años, se necesitan más inversiones, así como más investigación y desarrollo para continuar incrementando la calidad del material reciclado.

Aplicar la legislación

Para PRE, el esfuerzo de la industria deberá reforzarse aún más mediante un marco legislativo adecuado que cree las condiciones para una mayor expansión. Los Estados miembros y las regiones también deberán aplicar a fondo la legislación de la UE.

Las nuevas medidas legislativas introducidas en la revisión del paquete de residuos, la Estrategia Europea de Plásticos y la Directiva de plásticos de un solo uso obligan a la industria a tomar medidas inmediatas y decisivas en la producción y gestión de residuos de envases de plástico.

«Es indispensable investigar formas de aumentar las tasas de recogida, aumentar la calidad de los residuos, así como desviar y evaluar el potencial del material que actualmente se envía a vertederos o incineradoras«, apunta PRE en un comunicado. «Los nuevos objetivos solo se pueden lograr si se abordan los principales cuellos de botella y se elaboran soluciones para ellos. Trabajar hacia un embalaje seguro, ligero y funcional, al tiempo que se garantiza su reciclabilidad al final de su vida útil, es una necesidad», concluye.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *