Save pagePDF pageEmail pagePrint page

EMULSA adjudicó a la empresa Formato Verde el suministro de 5.000 contenedores de residuos urbanos, pero dicha adjudicación fue recurrida por el resto de empresas que concurrieron alegando el incumplimiento de ciertas especificaciones técnicas.

La justicia ratifica la adjudicación para la renovación del parque de contenedores de Gijón
La adjudicación contempla el suministro de 5.000 NUEVOS contenedores de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha ratificado la adjudicación a la empresa Formato Verde del suministro de contenedores para la recogida de residuos de Gijón.

La licitación contempla la renovación de más de 5.000 contenedores durante los próximos cinco años y fue adjudicada por el Consejo de Administración de EMULSA el pasado día 21 de septiembre, por un importe cercano a los 5,7 millones de euros.

El concurso fue recurrido el pasado mes de noviembre en base a en supuestos incumplimientos de las especificaciones técnicas contenidas en los pliegos. Sin embargo, todas sus alegaciones han sido desestimadas, y el Tribunal Administrativo Central ha ratificado la adjudicación realizada por EMULSA.

Concretamente, la resolución del tribunal recoge que “por parte de Formato Verde se ha presentado tanto la Declaración CE de conformidad como el certificado emitido por entidad externa independiente en el cual se certifica el cumplimiento de los contenedores de carga lateral con la citada norma armonizada EN 12574, de modo tal por tanto que, no siendo cierto el incumplimiento que se imputa a la mercantil adjudicataria, procede la desestimación de este motivo de impugnación”

Según explica Formato Verde en un comunicado, su oferta fue la mejor valorada en Precio, donde resultó la más económica de todas con una diferencia de 0,7 mllones sobre el segundo clasificado, y en Condiciones Técnicas, donde recibió también la mejor puntuación, en aspectos como proceso de fabricación, robustez, menor impacto visual, versatilidad, estética u homogeneidad, entre las distintas ofertas.

Como reconoce el tribunal, “las norma EN 12574 referida a contenedores de tipo Carga Lateral, y EN 13071 no son de obligado cumplimiento, y, en caso de optar por cumplirla, es suficiente para acreditarlo la declaración CE de conformidad, la presentación de un certificado de una empresa independiente significa una garantía adicional, y excede los requerimientos de las normas”, como ha sido el caso.

La licitación de EMULSA va más allá de un simple suministro de contenedores de residuos, y requiere que un producto que por sí mismo entraña suciedad e insalubridad como es un contenedor, pero cuya instalación en las ciudades es imprescindible, se convierta en un elemento más del mobiliario urbano, exigiendo unas características y una homogeneización estética que dotase a su ciudad de una excelencia en este servicio.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *