Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

De aquí a un año, los estados miembros deberán haber incluido en sus legislaciones nacionales las nuevas medidas sobre gestión de residuos acordadas por la UE; sin embargo, más de la mitad corren el riesgo de no cumplir siquiera con el actual objetivo de reciclaje del 50% para 2020.

¿Qué pueden hacer los países de la UE para mejorar el reciclaje de residuos?
Los Estados miembros deberán adoptar los nuevos objetivos de prevención y reciclaje de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Dentro de un año, para julio de 2020, los 28 estados miembros deberán tener incorporado a su legislación nacional el conjunto de medidas más ambicioso que haya acordado la Unión Europea para impulsar el reciclaje y reducir los residuos.

Las normas incluyen la recogida separada obligatoria de residuos domésticos (papel, plástico, vidrio, metales, textiles, residuos peligrosos y residuos orgánicos), así como la prohibición de incinerar y enterrar los desechos recolectados para reciclaje y programas de responsabilidad ampliada del productor para que los fabricantes financien la recogida y reciclaje de sus productos.

Las medidas abarcan tres directivas de la UE: la Directiva marco sobre residuos, la de envases y residuos de envases y la de vertederos

La UE también recomienda la introducción de medidas no vinculantes e incentivos económicos para impulsar la prevención de residuos. Estos incluyen los impuestos sobre los vertederos y la incineración, así como los planes para impulsar la reutilización de los envases y garantizar que los consumidores reciban el reembolso de un pequeño depósito una vez que devuelvan un envase para su reciclaje.

Las medidas abarcan tres directivas importantes de la UE: la Directiva marco sobre residuos, la Directiva sobre envases y residuos de envases y la Directiva sobre vertederos. A partir de julio de 2021, los gobiernos también tendrán que implantar medidas legales que aborden los artículos de plástico de un solo uso, como parte de la Directiva sobre plásticos de un solo uso, que acaba de entrar en vigor. Estos incluyen -pero no se limitan a ellos-, la prohibición de artículos contaminantes como pajitas y platos.

Según las ONG ambientalistas, los gobiernos necesitan un impulso legislativo que les ayude a lograr los objetivos de reciclaje revisados, a saber:

  • Reciclar el 55% de los residuos domésticos en 2025, el 60% en 2030 y el 65% en 2035.
  • Reciclar el 70% de los envases en 2030.
  • Reducir el vertido de residuos a un máximo del 10% en 2035.
  • Prohibir la incineración o el vertido de residuos recogidos para su reciclaje o compostaje.

«Medidas como la recogida separada obligatoria pueden mejorar realmente las operaciones y la infraestructura de reciclaje, al mismo tiempo que ahorran dinero a las empresas y crean cientos de miles de nuevos empleos«, afirma Piotr Barczak, responsable de políticas de la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB).

Reducir los residuos, el primer paso

Las tasas recientes de reciclaje parecen sugerir que los gobiernos podrían avanzar en esta materia con algo de ayuda. Si bien algunos de los líderes mundiales ya han adoptado ambiciosas leyes de reciclaje, la mitad de los países de la UE corren el riesgo de incumplir con el objetivo actual del 50% para 2020.

Según Piotr Barczak (EEB), como China dejó de aceptar la basura que no podemos reciclar, necesitamos reducir la generación de residuos

La implementación deficiente de las leyes e incentivos es una razón por la cual algunos países aún luchan con la gestión de residuos, pero las ONG señalan que es necesario abordar el problema desde su origen. Con 487 kg de residuos por persona generados en 2017, en los últimos tiempos Europa ha logrado poco o ningún progreso en la reducción de residuos.

Según Barczak, Europa no está preparada para lidiar adecuadamente con todos los residuos que genera anualmente. “Los recursos valiosos todavía terminan en vertederos e incineradores. Y como China dejó de aceptar la basura que no podemos reciclar, está claro que lo que realmente necesitamos es una reducción en la generación de desechos. La forma más efectiva de lidiar con los residuos es,en primer lugar, no crearlos».

La EEB, junto con otras ONG con sede en Bruselas como Zero Waste Europe, ha iniciado una investigación sobre el nivel de implementación nacional de las nuevas leyes europeas sobre residuos. También están pidiendo a los gobiernos de la UE que vayan más allá de los requisitos mínimos establecidos por la UE y propongan objetivos vinculantes para la reutilización y la prevención.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *