La Circular Electronics Partnership, en la que participan empresas como Cisco, Dell, Microsoft o Google, busca maximizar el valor de los componentes, productos y materiales a través de su ciclo de vida completo, comprometiéndose con una economía circular para la electrónica en 2030.

Nueva red global para la electrónica circular

Aunque la basura electrónica es actualmente el flujo de residuos que más crece en el mundo -en 2019 superó los 53 millones de toneladas, según The Global E-waste Monitor 2020-, se estima que solo el 17,4% de los residuos electrónicos se recogen y reciclan. Y ello a pesar de que el valor de los residuos electrónicos se calcula en, al menos, 57.000 millones de dólares anuales (casi 48.000 millones de euros), superior al PIB de muchos países.

En este contexto, un grupo de organizaciones mundiales y más de 50 expertos de la cadena de valor de la electrónica acaban de lanzar la Circular Electronics Partnership (CEP), la primera alianza del sector privado para la electrónica circular. El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) es uno de los socios fundadores y anfitrión de la Secretaría.

Así, por primera vez, expertos, líderes empresariales y organizaciones a nivel global establecerán una visión y una hoja de ruta comprometiéndose con una economía circular para la electrónica para 2030 y codiseñarán soluciones en torno a este tema.

La visión de la CEP busca maximizar el valor de los componentes, productos y materiales a través de su ciclo de vida completo, utilizando mano de obra segura y justa y dependiendo únicamente de los recursos circulares. Estos cambios generarán valor económico a la vez que crearán un impacto medioambiental y social positivo.

Esta plataforma establece una red de redes para mejorar la acción coordinada y la ambición de la industria y traducirá los compromisos en acciones inmediatas, como:

  • Definir productos y servicios electrónicos circulares.
  • Movilización de un compromiso de compra global, sostenible y circular.
  • Desarrollar un sistema de reciclaje responsable y de datos de materiales circulares.
  • Poner en marcha proyectos de seguimiento de materiales.

Como parte del evento de lanzamiento, que tuvo lugar el pasado jueves, la CEP también publicó su Hoja de Ruta para la Electrónica Circular. Este documento, desarrollado conjuntamente por líderes empresariales y expertos en la materia, identifica seis caminos hacia la circularidad de los equipos electrónicos. La hoja de ruta identifica además 40 acciones que deben llevarse a cabo en los próximos 10 años para que la industria alcance la circularidad.

Entre los miembros fundadores de CEP se encuentran organizaciones como Cisco, Closing the Loop, Dell Technologies, Google, KPMG International, Microsoft o Vodafone, entre otros.

Los socios fundadores del CEP son el Global Electronics Council (GEC), Global Enabling Sustainability Initiative (GeSI), Platform for Accelerating the Circular Economy (PACE), Responsible Business Alliance (RBA), World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y el Foro Económico Mundial (WEF). La visión y la hoja de ruta se desarrollaron en colaboración con otras partes interesadas, incluida la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

«La electrónica es omnipresente. Mucho más allá de los ordenadores, monitores y teléfonos, la electrónica se encuentra habitualmente en todo, desde la ropa hasta los juguetes. A medida que las aplicaciones se amplían, deben ser circulares en su diseño, producción, uso y recuperación para crear una cadena de valor positiva para la naturaleza, el clima y las personas», afirmó Peter Bakker, presidente y director general del Consejo Empresarial Mundial y de Desarrollo Sostenible (WBCSD). «La Circular Electronics Partnership encarna esta ambición y puede servir como centro de gravedad para la circularidad de la electrónica.»

«No hay tiempo que perder para encontrar soluciones sostenibles para el consumo y la producción», añadió Dominic Waughray, director general del Foro Económico Mundial. «La hoja de ruta y la visión establecidas por la Circular Electronics Partnership crearán el impulso necesario para maximizar los recursos, transformar las cadenas de valor y hacer realidad la transición circular en la electrónica».

«Desde que creamos nuestro primer ordenador de sobremesa OptiPlex con plástico reciclado en 2007, hemos tenido la misión de impulsar enfoques innovadores para acelerar la economía circular. Es por ello que establecimos un ambicioso objetivo para llegar al 50% de materiales reciclados o renovables en toda nuestra cartera de productos para 2030″, dijo Michael Murphy, vicepresidente de Ingeniería de Desarrollo de Productos de Dell Technologies. «Pero, como industria, tenemos que avanzar más rápido. Por eso es tan importante la Circular Electronics Partnership: para impulsar la colaboración y eliminar los obstáculos para dar mayores pasos en la circularidad».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *