La instalación, basada en un modelo de economía circular y de proximidad, tendrá capacidad para gestionar 55.000 toneladas anuales de residuos, con los que se generará biogás que será inyectado a la red nacional de gas natural.

El proyecto RIAZOR construirá una planta de biogás a partir de residuos de la industria láctea
Recreación virtual de la planta de generación de biogás del proyecto RIAZOR

El fabricante de productos lácteos Lence, junto con la empresa de energías renovables Norvento y Agroamb, grupo empresarial gallego vinculado al sector agrario y la valorización de residuos orgánicos, desarrollarán el proyecto RIAZOR, una innovadora planta de gestión circular de residuos y generación de biogás que se ubicará en el polígono de O Ceao (Lugo).

El proyecto RIAZOR, para el que se prevé destinar una inversión de 7,5 millones de euros, permitirá valorizar residuos orgánicos y no peligrosos generados principalmente en la industria láctea, si bien ofrecerá a otras industrias agroalimentarias y organismos públicos locales la oportunidad de gestionar sus desechos en una instalación que combina una planta de biogás, un sistema de humedales y un sistema biológico para la eliminación de olores.

Se calcula que la planta tenga una capacidad de gestión media de 55.000 toneladas anuales de residuos, con los que se generará biogás que será inyectado y comercializado a través de la red nacional de gas natural. El modelo de economía circular y de proximidad en el que está basado posibilitará que el proyecto sea económicamente sostenible por su propia actividad mediante la comercialización de energía limpia. Se estima que, durante su vida útil, la planta evitará emisiones de gases de efecto invernadero por un volumen de 37.300 toneladas de CO2 equivalentes, asociadas a la gestión de residuos.

Asimismo, el digestato de la planta de biogás permitirá generar un compost orgánico destinado al sector primario y un efluente líquido que será tratado en un sistema de humedales ubicado en las instalaciones, asegurando que otros compuestos químicos, como el nitrógeno, sean capturados de manera eficiente en el proceso, cumpliendo con los estándares más exigentes de calidad del agua para su reutilización en aplicaciones industriales.

Finalmente, la planta contará con un sistema de tratamiento biológico de olores para atrapar compuestos olorosos, minimizando el impacto ambiental.

Proyecto presentado para los fondos europeos

El proyecto RIAZOR presenta un planteamiento innovador único basado en tres pilares: la sostenibilidad, la proximidad y la circularidad, alineándose con la estrategia europea de impulso a la economía verde. Por este motivo, ha sido presentado a la primera convocatoria del ‘Innovation Fund – Small Scale’ de la Comisión Europea.

El proyecto, que aportará una solución óptima para el aprovechamiento de los residuos de la industria láctea, es sostenible gracias a un modelo de negocio basado en la generación de biometano y su comercialización a través de la red de gas natural.

Por otro lado, los flujos de materias y energía están cerrados, por lo que se trata de una planta de residuo cero que, además, ha sido diseñada con la idea de gestionar desechos cercanos, procedentes de empresas locales y organismos públicos de las inmediaciones.

Carmen Lence, presidenta de Lence, subraya que “la puesta en marcha de esta planta constituye un gran avance ya que nos permitirá cerrar un círculo al conseguir reducir nuestras emisiones de manera significativa, minimizar nuestra huella de carbono y reutilizar nuestros residuos, lo que sin duda tendrá efectos positivos en el medio ambiente”.

Por su parte, Pablo Fernández Castro, presidente y CEO de Norvento Enerxía, destaca que “el sector agroalimentario es estratégico para lograr los planes europeos de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050. Por ello, la gestión eficiente de sus residuos es esencial para avanzar hacia una economía verde y sostenible”.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *