Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Según el documento estratégico del sector, con el marco político adecuado, el 50% de la demanda de aluminio en Europa podría ser abastecida a través del reciclaje posconsumo para 2050, reduciendo las emisiones de CO2 y la dependencia de las importaciones.

Lingotes de aluminio
Lingotes de aluminio obtenidos a partir de material reciclado. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

European Aluminium, entidad que representa a la industria europea del aluminio, ha lanzado su denominado Plan de Acción para el Aluminio Circular, una estrategia para alcanzar el pleno potencial del aluminio para una economía circular en 2030.

El plan de acción tiene por objeto garantizar que todos los productos de aluminio al final de su vida útil se recojan y reciclen de manera eficiente en Europa para maximizar las tasas de reciclaje de este material y mantenerlo en uso activo. Se basa en la Visión 2050 de esta industria y proporciona recomendaciones para que el sector logre una circularidad plena.

«La industria del aluminio se ha comprometido a ayudar a cumplir el Acuerdo Verde Europeo, basándose en su compromiso con la sostenibilidad. Nuestro objetivo final es lograr el pleno potencial de la circularidad del aluminio para 2030 y no nos detendremos hasta que lo hayamos logrado. El Plan de Acción para el Aluminio Circular proporciona una hoja de ruta para que los responsables políticos europeos y la industria europea del aluminio trabajen juntos para hacer realidad esta ambición», dice Gerd Götz, director general de European Aluminium.

La industria del aluminio tiene el potencial de ser un impulsor clave para lograr las ambiciones de Europa de una economía circular y climáticamente neutra. Este metal es por naturaleza circular y apto para el reciclaje múltiple: puede ser reciclado una y otra vez sin perder sus propiedades originales (ligereza, conductividad, conformabilidad, durabilidad, permeabilidad). Además, el proceso de reciclaje requiere sólo el cinco por ciento de la energía necesaria para producir el metal primario, lo que supone un importante ahorro de CO2.

Uno de los materiales más reciclados

Las tasas de reciclaje del aluminio ya están entre las más altas de todos los materiales. En Europa, las tasas de reciclaje en los sectores de la automoción y la construcción son superiores al 90%, mientras que las latas de bebidas de este material tienen una tasa de reciclaje del 75%.

Sin embargo, las previsiones y el análisis del plan de acción muestran que aún hay grandes oportunidades por delante. Con el marco político adecuado, el 50% de la demanda de aluminio en Europa podría ser abastecida a través del reciclaje posconsumo para mediados de siglo. Como resultado, el reciclado podría reducir las emisiones de CO2 hasta en 39 millones de toneladas por año para 2050 en comparación con la actualidad, lo que corresponde a una reducción del 46 por ciento de CO2 para dicho año, lograda en su mayor parte mediante la sustitución de las importaciones de aluminio primario con alto contenido de carbono procedentes de fuera de Europa por material doméstico reciclado posconsumo.

Al aumentar las tasas de reciclaje, Europa también puede reducir su dependencia de las importaciones y, por lo tanto, su exposición al riesgo de interrupciones de suministro.

Per Klevnäs, socio de Material Economics, consultora que ha participado en la elaboración del plan, afirma que «el reciclado de aluminio es una importante oportunidad industrial y medioambiental para la UE. A medida que haya más metal disponible, la UE tiene la oportunidad de construir su economía cada vez más sobre recursos circulares, capturando un gran valor a la vez que reduce las emisiones de CO2. Como muestra el Plan de Acción para el Aluminio Circular, construir esta industria requerirá un apoyo político decisivo, nuevas colaboraciones en la cadena de valor e innovación técnica y del modelo de negocio».

One Response to “La industria europea del aluminio lanza su plan de economía circular”

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *