Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La iniciativa Camino del Reciclaje, en la que participan más de 400 albergues, ha conseguido que se recicle un 28% más de residuos durante la temporada alta.

Peregrinos reciclan en el Camino de Santiago

El Camino de Santiago sigue siendo uno de los principales atractivos turísticos del país, y año tras año crece el número de personas que deciden sumergirse en este recorrido espiritual batiendo todos los récords. Además de su carácter experiencial, uno de sus reclamos es que transcurre por un paisaje incomparable. Un entorno natural que es necesario proteger. Para contribuir con esta misión, Ecoembes puso en marcha durante el pasado verano una nueva edición de Camino del Reciclaje en el Camino Francés, del Norte y Portugués a su paso por Castilla y León, Galicia, Asturias y, por vez primera, La Rioja.

Esta iniciativa -que ha contado con la colaboración de la Junta de Castilla y León, la Xunta de Galicia, el Gobierno del Principado de Asturias, el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) y el Gobierno de La Rioja-  busca que los peregrinos puedan separar y reciclar los distintos envases que van generando durante cada etapa, contribuyendo así al cuidado de este entorno y evitando a su vez el abandono de residuos en la naturaleza.

Entre los meses de junio a octubre de este año, y gracias a la colaboración de los peregrinos y hospitaleros, se han logrado reciclar más de 248 toneladas de envases, lo que supone un 28% más que en el mismo periodo del año anterior. De modo más concreto, los caminantes han depositado 68.759 kg en el contenedor amarillo -destinado a los envases de plástico, latas y briks- y 179.335 kg en el azul -reservado a los envases de papel y cartón-.

“Desde Ecoembes pusimos en marcha el Camino del Reciclaje con la intención de fomentar el ocio con conciencia en un entorno tan emblemático para nuestro país como es la Ruta Jacobea. Por eso, no nos cansamos de agradecer el compromiso de los peregrinos por ayudarnos a cuidar de este entorno natural a través del reciclaje”, asegura la directora de Comunicación de Ecoembes, Nieves Rey.

Para invitar a los caminantes a que se guardasen los envases generados en cada etapa y después pudieran reciclarlos a su llegada al albergue se han repartido 165.000 kits del peregrino, compuestos por una bolsa reutilizable y un mosquetón para poder colgarla en su mochila. Un gesto muy valorado por los caminantes.

403 ecoalbergues

Estos buenos resultados también son fruto del compromiso de los hospitaleros, que se han implicado activamente en la iniciativa fomentando el reciclaje, el ahorro de agua y luz en sus albergues, haciéndolos más sostenibles. Un total de 403 ecoalbergues se han unido a esta iniciativa y han sido equipados con una media de entre 2 y 4 puntos de reciclaje, a la vez que se les ha dotado de guías para saber cómo reciclar correctamente, carteles explicativos y vinilos con consejos para fomentar el ahorro de agua y luz. Además, se les ha hecho entrega de un felpudo que da la bienvenida a todos los caminantes al albergue sostenible y un sello que les identifica como ecoalbergue para colocar en sus puertas. Por otro lado, un “peregrino misterioso” ha visitado todos los albergues del proyecto para ser testigo de la implementación de estos recursos y premiar, por sorteo entre los que más se han implicado, con una medida sostenible para el ganador, que ha resultado ser el albergue Gil en Reliegos (León).

Esta iniciativa continuará ampliándose en 2019. Además, se completa con la web www.caminodelreciclaje.com, donde los peregrinos pueden consultar toda la información relacionada con los albergues (como su dirección exacta, teléfono o las plazas disponibles), descubrir consejos para hacer un Camino más sostenible o conocer la experiencia de otros peregrinos o de alguno de los ecohospitaleros que participan en el proyecto.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *