Invertirá 15 millones en instalaciones y equipos industriales si el proyecto Hazitek ‘Baco’, directamente vinculado a la economía circular, avala su viabilidad.

Grupo Otua construirá una línea de tratamiento de baterías de ion-litio

Grupo Otua apuesta por implantar la primera línea de tratamiento de baterías ion litio en el país, reto para el que su empresa Reydesa Recycling ha emprendido el proyecto ‘Baco’. Su objetivo es evaluar el posible escalado industrial de procesos desarrollados en tres proyectos previos, lo que, en caso de ser viable, conllevaría una inversión de 15 millones de euros.

Reydesa Recycling trabajará en el proyecto Baco, apoyado por el Gobierno Vasco a través del programa Hazitek, hasta finales de 2021 con el propósito de generar una unidad de negocio que recupere litio, cobalto y níquel, entre otros metales de las baterías, sin que la cantidad y calidad de dichos metales se vea mermada.

Con el proyecto Baco se pretende evaluar el posible escalado de los procesos estudiados en tres proyectos previos de ecoinnovación, denominados Relibat, Ulises y Stramer, ya que en ellos se ha constatado las enormes posibilidades de éxito del reciclaje de baterías de ion litio y su reinserción en la cadena de valor como materias primas secundarias. El proceso en el que trabajan para el reciclaje de las baterías se basa en un tratamiento mecánico seguido por uno hidrometalúrgico.

El proyecto contempla la ejecución de varias tareas, entre las que destaca la desactivación de las baterías, evaluación de disolventes y estudio del ánodo, tratamiento mecánico e hidrometalúrgico y la viabilidad técnica y económica del proceso.

En caso de que el resultado técnico y económico avale el proyecto, las inversiones a ejecutar en equipamiento productivo pueden alcanzar los 15 millones de euros para la adquisición de equipos industriales de reducción de tamaño, separación de metales, reactor y periféricos para recuperar los metales estratégicos, así como obra civil e instalaciones anexas para su operación.

La ejecución del proyecto Baco permitirá a Grupo Otua generar conocimiento en el tratamiento y valorización de un residuo emergente que contiene metales estratégicos para la producción de vehículos eléctricos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *