Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Dentro de la categoría de recogida de basuras y residuos, Gijón ha sido reconocida por implantar un sistema que recompensa el esfuerzo en reciclaje de los ciudadanos.

OSUR ha reconocido el sistema de recogida de residuos de Gijón
Contenedores de residuos en Gijón. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) ha seleccionado a la ciudad de Gijón en su Ranking de buenas y malas prácticas en servicios públicos municipales, dentro de la categoría de recogida de basuras y residuos, por la implantación de un innovador sistema de recogida de basura que premia a los ciudadanos que generen menos residuos.

En concreto, OSUR ha seleccionado a Gijón porque está llevando a cabo la renovación del parque de contenedores, en concreto con 5.520 unidades, con sistemas de apertura mediante tarjetas ciudadanas. Ello posibilitará el pago individualizado de tasas en función de la cantidad de residuos que cada usuario genera, un método que ya se está implantando con éxito en países como Suiza.

Por primera vez, esta entidad reconoce la voluntad de excelencia en la prestación de los servicios públicos municipales a diferentes ciudades a partir de hechos concretos que suponen un salto cualitativo en la calidad, en la eficacia o en la eficiencia del servicio prestado, a su equidad y sostenibilidad. Reconocimiento enfocado a las personas, ya sea en su calidad de ciudadanos o de trabajadores, públicos o privados, de los servicios.

Cada trimestre señalará los intentos serios de avanzar hacia la excelencia en la prestación de los servicios públicos de las principales ciudades y pueblos de España, y por el contrario, pondrá en la picota aquellos hechos que manifiesten degradación y mal desempeño del servicio. Para la selección se han estipulado cinco categorías: transporte público, suministro de agua, recogida de basuras, limpieza viaria y cuidado de parques y jardines.

Para Ramiro Aurín, director general de OSUR, ”una política proactiva que premia una mejor gestión doméstica y la minimización de la producción de residuos es mucho mejor que el desarrollo de conceptos punitivos. Genera conciencia y educación ambiental, además de ayudar a desarrollar la economía circular en casa. Por supuesto, también exige más creatividad y tecnología, y Gijón sin duda se ha puesto manos a la obra”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *