Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El documento incluye los compromisos de la industria para que en 2025 se alcancen los 10 millones de toneladas de contenido reciclado en productos y envases de plástico.

Reunión de la CPA sobre el uso de plástico reciclado en nuevos productos

Durante un evento celebrado la semana pasada en Bruselas, la Circular Plastics Alliance (CPA) firmó una declaración voluntaria para apoyar la oferta y la demanda de plástico reciclado en el mercado europeo. Sin embargo, organizaciones ambientalistas como ECOS, la Oficina Ambiental Europea (EEB) y Zero Waste Europe (ZWE) finalmente decidieron no firmar la declaración, dada la «lamentable falta de ambición, transparencia y participación de las ONG en la redacción de la declaración», según un comunicado de ZWE. No obstante, dichas entidades reconocieron la necesidad de aumentar la recogida y reciclaje de plásticos en general.

La iniciativa CPA, lanzada por la Comisión Europea en el contexto de la Estrategia Europea sobre Plásticos en una Economía Circular, es una invitación a las empresas para establecer compromisos que ayuden a alcanzar los 10 millones de toneladas de contenido reciclado en productos y envases para 2025.

Teniendo en cuenta que se espera que la producción de plástico se duplique para el año 2035, incluso alcanzando el objetivo de los 10 millones de toneladas, Europa seguirá teniendo una gran dependencia de los plásticos basados en combustibles fósiles vírgenes.

«Esto no es compatible con las ambiciones de descarbonización de la UE y el objetivo de alcanzar una Europa climáticamente neutral», lamentan desde las ONG. «La atención política, la I+D y las inversiones deben, en primer lugar, dirigirse hacia la prevención, el diseño ecológico libre de tóxicos y los sistemas de reutilización, en lugar de centrarse en su final de la vida», argumentan.

Sustancias tóxicas

Además, ECOS, EEB y ZWE están particularmente preocupados por la «omisión completa de los riesgos asociados con la presencia de sustancias tóxicas en los residuos plásticos» y recuerdan que «se debe garantizar que los productos químicos peligrosos no lleguen a nuevos productos a través del contenido reciclado«. Los que pasa por, en primer lugar, eliminar los productos químicos problemáticos del diseño de productos.

Por otro lado, la declaración de la CPA pone énfasis en las inversiones en reciclaje de productos químicos, «una tecnología que sigue siendo inmadura, con preguntas sin respuesta sobre los costos y los impactos ambientales, y que no debe verse como una bala de plata para resolver la crisis del plástico».

«La Circular Plastics Alliance es una oportunidad perdida para la industria, las partes interesadas relevantes y las ONG ambientales para crear una iniciativa significativa para abordar los plásticos en una economía circular. En cambio, la industria ha desarrollado una declaración hueca que carece de ambición y compromisos que no lograrán abordar la contaminación plástica», afirma Ioana Popescu, gerente de Programa en ECOS.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *