Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La industria europea de envases de vidrio pone en marcha «Close the Glass Loop», un nuevo programa dirigido a aumentar las tasas de recogida para reciclado de vidrio hasta el 90% para 2030, 15 puntos por encima del objetivo de la UE.

Fábrica de botellas de vidrio
Mejorar el reciclaje de vidrio para fabricar nuevos envases es el objetivo de la industria. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Actualmente, más del 76% de los envases de vidrio comercializados en el mercado europeo se recogen para su reciclaje en forma de nuevas botellas, según datos de la confederación europea FEVE, que aglutina a las empresas del sector, lo que da cuenta de la gran circularidad de este material.

Aunque estas cifras no son nada desdeñables, la industria europea de envases de vidrio se ha marcado el objetivo común de alcanzar una tasa de recogida para el reciclado del 90% de los residuos de estos envases en toda la UE en 2030.

Para ello se desarrollará el programa “Close the Glass Loop” («Cerrar el ciclo del vidrio»), que se elaborará en los próximos meses con socios de toda la cadena de valor y para lo que ya se están celebrando los primeros debates sobre colaboración. El lanzamiento oficial de la plataforma está previsto para junio de 2020.

«Nuestro objetivo es seguir aumentando las credenciales de sostenibilidad de las soluciones de envasado de vidrio», declaró el presidente de FEVE, Michel Giannuzzi.

Esta iniciativa reunirá a las diferentes partes interesadas en el ciclo de recogida y reciclado de vidrio en una plataforma europea común con el doble objetivo de cerrar las carencias en la recogida y mejorar la calidad del vidrio reciclado, de modo que los recursos sigan siendo productivos en el ciclo de fabricación de nuevas botellas. Una mayor disponibilidad de envases de vidrio de buena calidad significa un proceso de producción más eficiente en cuanto a los recursos, que proporciona un material de primera calidad, seguro y verdaderamente reciclado.

Todo comienza con la recogida. El programa «Close the Glass Loop» impulsará la recogida e implicará a los numerosos socios europeos y nacionales comprometidos, desde los municipios hasta los transformadores de vidrio y los clientes de la industria, incluidos los sistemas de responsabilidad ampliada del productor que funcionan en todos los Estados miembros de la UE.

«Para tener éxito, necesitamos trabajar a nivel local en todos los Estados miembros de la UE, compartiendo al mismo tiempo las mejores prácticas y elevando las ambiciones a través de una plataforma europea. No creemos en un único modelo europeo de recogida de vidrio, pero sí en una única ambición», subrayó Michel Giannuzzi.

«Estamos muy orgullosos de haber podido sentar las bases de un programa tan ambicioso, que cuenta con un fuerte apoyo entre los miembros y que se ajusta perfectamente a los objetivos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) y al Acuerdo Verde Europeo de la nueva Comisión Europea», declaró Adeline Farrelly, secretaria general de FEVE.

En este sentido, la producción de envases de vidrio para alimentos, bebidas, así como para el sector farmacéutico, de perfumería y cosmético con un material reciclable, reutilizable y permanente se traduce en un menor consumo de recursos naturales, menos residuos y un menor consumo de energía, de acuerdo con el Objetivo de Producción y Consumo Sostenible (ODS 12). Al mismo tiempo, el reciclaje del vidrio permite directamente a la industria reducir drásticamente el consumo de energía y las emisiones de CO2, de acuerdo con el Objetivo de Acción Climática (ODS 13).

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *