Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El vidrio es un material con unas características únicas que permiten que el 100% de lo que depositamos en los contenedores se recicle para fabricar nuevos envases. Ahora, la Comisión Europea ha propuesto una tasa de reciclado del 90% en 2030, para lo que será crucial la implicación del sector hostelero, que consume la mitad de los envases de vidrio puestos en el mercado.

Botellas de vidrio fabricadas a partir de vidrio reciclado
El 100% del vidrio que reciclamos se utiliza en la fabricación de nuevos envases. Foto: Residuos Profesional

DAVID VIDORRETA | RESIDUOS PROFESIONAL
Si echamos un vistazo a los contenedores de residuos que hoy día tenemos en los alrededores de nuestra casa, podremos distinguir claramente, al menos, cuatro tipos: el de la fracción resto (basura normal, en masa), el de papel y cartón, el de envases ligeros (plásticos, latas y briks) y el contenedor de vidrio. En muchas localidades cuentan también con un contenedor para aceite de cocina usado (normalmente de color naranja), y en algunas provincias –afortunadamente cada vez más– se suma también un quinto contenedor para restos orgánicos. No obstante, son los cuatro primeros –resto, papel, envases y vidrio– los que están extendidos de forma generalizada por toda la geografía española.

De estos cuatro tipos de contenedores, el que más tiempo lleva con nosotros es sin duda el de vidrio. Los televidentes aficionados a la serie de TVE “Cuéntame cómo pasó” pudieron comprobar, durante la emisión de la última temporada –ambientada ya en los primeros años 80–, que en el barrio donde viven los protagonistas han aparecido los primeros iglús para el reciclaje de vidrio. No es un hecho inocente. La serie refleja una época de España y la trama principal se basa en los hechos históricos que ocurrieron entonces; pero para enmarcarla se apoya en hitos concretos, tal vez menos relevantes para el devenir del país pero que constituyen todo un símbolo de la época narrada, como la aparición de los primeros restaurantes chinos o –en un tono más serio– una incipiente concienciación social sobre el cáncer de mama. Y eso reflejan también esos contenedores de vidrio: simbolizan los primeros pasos de España en su camino hacia la sociedad del reciclaje, de la que tanto hablamos ahora.

Esos cerca de 30 años que llevamos con la presencia de contenedores de vidrio en nuestras calles sin duda tienen mucho que ver con que este sea uno de los materiales que más y mejor reciclamos. También el hecho de contar con un contenedor muy característico –el clásico iglú– ha facilitado que se asocie rápidamente a un tipo concreto de residuo, evitando en gran medida la presencia de impropios (residuos depositados por error en el contenedor que no les corresponde). No obstante, hoy día existen innumerables modelos de contenedores para el vidrio, no necesariamente de tipo iglú, aunque la mayoría siguen basándose en él.

Diversos modelos de contenedores de reciclaje de vidrio
Hoy día existen muchos tipos de contenedores de vidrio, aunque la mayoría siguen basándose en el clásico iglú. Foto: Residuos Profesional

Y a todo ello hay que sumar las continuas campañas de formación, información y concienciación llevadas a cabo tanto desde las administraciones públicas como desde Ecovidrio, asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión de los residuos de vidrio en España y que aglutina al 99% de las empresas envasadoras. Solo en 2013, esta entidad destinó casi siete millones de euros a la puesta en marcha de más de 150 campañas por todo el país para fomentar el reciclaje de vidrio.

En la media europea

El resultado de todo ello es que, según datos del Instituto Nacional de Estadística, después del papel y cartón, el vidrio es el residuo urbano que más se recoge de forma separada. De acuerdo a la información que maneja Ecovidrio, en 2013 se reciclaron en nuestro país 687.683 toneladas de vidrio a través de los contenedores verdes, lo que equivale a unos 2.620 millones de envases de este material. Esto supone nada menos que 17 millones de tarros y botellas más que el año anterior, a pesar de que el consumo de este tipo de envases descendió un 1,2%.

Y si nos fijamos en Europa, según las estadísticas de la Comisión Europea correspondientes al año 2012, la tasa de reciclaje superó el 70%, lo que significa que unos 25.000 millones de envases de vidrio se recuperaron para ser convertidos en nuevos envases. Para los que les gusten los ejemplos gráficos, se calcula que con los recursos ahorrados con el reciclaje de vidrio en Europa se podrían construir dos pirámides egipcias como la de Guiza.

En España, de acuerdo a los datos de la Federación Europea de Envases de Vidrio (FEVE), la tasa de reciclaje de vidrio en 2012 fue del 67%, un poco por debajo de la media europea y lejos aún de países como Luxemburgo (96%), Suecia y Bélgica (94%), Noruega (91%) o Dinamarca (86%). No obstante, los datos tampoco son malos, ya que estamos en el grupo de países en torno a la media, como Italia (76%), Francia y Países Bajos (71%) o Reino Unido (61%).

Con todo, es evidente que existe aún un amplio margen de mejora. El Circular Economy Package, una comunicación y una propuesta legislativa de la Comisión Europea para reformar la Directiva Marco de Residuos, recoge unos objetivos de reciclaje para el vidrio del 70% en 2020, el 80% en 2025 y el 90% en 2030. Esto significa que, si se aprueba esta propuesta, España deberá aumentar más de 20 puntos su tasa de reciclaje de vidrio en apenas 15 años. Es un reto complicado, pero el hecho de que varios países, especialmente del centro y norte de Europa, ya hayan alcanzado e incluso superado los objetivos de 2030, demuestra que no se trata de ninguna quimera sino de una meta perfectamente alcanzable.

Planta de reciclaje de vidrio
El vidrio recogido a través de los contenedores se envía a las plantas de reciclaje, donde se limpia y clasifica para convertirlo en calcín. Foto: Residuos Profesional

La hostelería, un sector crucial

Para ello será crucial la implicación del sector hostelero, que consume prácticamente la mitad de los envases de vidrio puestos en el mercado (concretamente, el 48%). Es por ello que Ecovidrio se ha volcado en este sector, consciente de que una mayor y mejor participación en la cadena de reciclaje de los miles de bares y restaurantes españoles puede suponer el espaldarazo definitivo que nos permita alcanzar los objetivos europeos.

En este sentido, una de las iniciativas más destacables son los contenedores dotados con el sistema VACRI, que incorporan una boca más ancha y un sistema de elevación hidráulica que agiliza el vaciado del cubo en el contenedor, facilitando el reciclaje a los profesionales de la hostelería. Ecoinnovación aplicada al reciclado de vidrio.

También se está prestando mucha atención a los grandes eventos. Según destaca José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, “hemos estado presentes en los momentos de gran consumo de vidrio durante todo el año y en todas las regiones”. Festividades como la Feria de Abril, los Sanfermines o las Fallas de Valencia, por poner algunos ejemplos significativos, han sido escenario de diversas campañas en las que el reciclaje de vidrio ha pasado a formar parte de la fiesta con el objetivo de calar en la conciencia social colectiva.

Ni cristal ni cerámica

Por lo demás, será importante continuar la labor de sensibilización sobre los beneficios del reciclado. Y seguir insistiendo en la importancia de reciclar correctamente. Mucha gente hoy sigue depositando en el contenedor de vidrio residuos impropios como cristal o cerámica. En cierto sentido es un error bastante comprensible, dadas las características físicas de estos materiales. Sin embargo, suponen un enorme perjuicio para el proceso de reciclaje.

Fabricación de nuevas botellas de vidrio
Para fabricar nuevas botellas a partir de vidrio reciclado es muy importante que esté libre de impurezas, de ahí la importancia de separar correctamente los residuos en origen. Foto: Residuos Profesional

Para explicar esta afirmación, cabe detenerse un momento para repasar el circuito del reciclaje de vidrio. El contenido de los iglús se recoge por camiones que lo transportan hasta las plantas de reciclaje, allí se limpia y se clasifica, dentro de lo posible, para separarlo de otros residuos impropios. Posteriormente se tritura hasta convertirlo en calcín, es decir, vidrio molido. Este calcín es el producto que se vende a las fábricas de envases, donde se someterá a un proceso de fusión para la fabricación de nuevos frascos, tarros y botellas. Y es precisamente en ese proceso de fusión donde la presencia de otros materiales como la cerámica o la porcelana pueden dar problemas. Debido a su composición química diferente, necesitan una mayor temperatura de fusión, por lo que en un horno vidriero no se fundirán completamente, quedando unas piedras diminutas que provocarán la rotura del envase.

En definitiva, tan importante como reciclar mucho es reciclar bien, ya que esto permite que el sistema sea mucho más eficiente, y por tanto, que el impacto ambiental de todo el proceso sea todavía menor. De esta forma, el reciclaje de vidrio permite ahorrar la extracción de miles de toneladas de materias primas de la naturaleza y evita la emisión de miles de toneladas de CO2 a la atmósfera. Además, no hay que olvidar que el vidrio tiene una característica que lo hace aun más valioso, y es que al reciclarlo no pierde ni una sola de sus cualidades, por lo que puede aprovecharse una y otra vez para fabricar el mismo producto que era antes de convertirse en un residuo y con la misma calidad.

Por este motivo, podemos decir que se trata de un residuo “muy agradecido”. Y según afirma José Manuel Núñez-Lagos desde Ecovidrio, “estamos plenamente convencidos de que la tasa de reciclado de vidrio seguirá creciendo en los próximos años”. El vidrio será, sin duda, el rey del reciclaje.

 

One Response to “El rey del reciclaje”

  1. Carmen Flores, Responder

    Buenas Tardes tenga usted estimado Sr. David me complace saludarle y felicitarle por tan grandiosa labor.. muy interesante porq yo tambien siento el mismo intetes que usd. Mi nombre es Carmen Flores Estudiante de Gestion Ambiental y me gustaria saber si puede apoyarme en mi tesis de grado que quisiera desarrollarla con una variable que seria La gestion Integral de los residuos solidos en una comunidad rural de mi Municipalidad . Me gustaria contar con sus conocimientos para desarrolllar una buena Tesis, espero saber de usd pronto para plantearle mi situacion.
    Atte: Carmen F.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *