Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los coches nuevos vendidos en 2014 en Europa emiten de media un 2,6% menos CO2 que los que se vendieron en 2013, y casi 7 gramos de CO2/km por debajo del objetivo de 2015. Los vehículos eléctricos apenas alcanzaron el 0,3% de las ventas.

Los nuevos coches emiten cada vez menos dióxido de carbono
Los nuevos coches comprados en 2014 en la UE emiten 7 g de CO2/km menos de lo estipulado para 2015. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El nivel promedio de las emisiones de un coche nuevo vendido en 2014 en la Unión Europea fue de 123,4 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, significativamente por debajo del objetivo para 2015, que era de 130 g, según datos provisionales de la Agencia Europea de medio ambiente (AEMA). Desde que comenzaron a monitorizarse bajo la legislación vigente en 2010, las emisiones han disminuido en 17 g CO2/km (un 12%). No obstante, los fabricantes tendrán que reducir aún más las emisiones para cumplir el objetivo de 95 g CO2/km para el año 2021.

El año pasado se registraron un total de 12,5 millones de nuevos coches, el primer aumento generalizado desde 2007. El incremento de nuevas ventas se registro en todos los Estados miembros de la UE, excepto Austria, Bélgica y Países Bajos.

El nivel medio de emisiones de estos nuevos vehículos se mantuvo por debajo de los 130 g de CO2/km en 17 de los 28 Estados miembros. Los modelos significativamente más eficientes se vendieron entre los países pertenecientes a la UE con anterioridad a 2004, en comparación con los nuevos miembros. Países Bajos es el país donde se venden los vehículos más eficientes (107 g CO2/km), seguido de Grecia (108 g) y Portugal (109 g). Por el contrario, Estonia registro las ventas de coches menos eficientes (141 g CO2/km), seguido de Letonia (140 g) y Bulgaria (136 g).

Los vehículos diésel continúan siendo los más vendidos en Europa, y representan el 53% del total. Los países con mayor proporción de coches diésel son Irlanda (74%), Luxemburgo (72%), Portugal (71%), España (66%), Francia y Grecia (64%), Croacia (63%) y Bélgica (62%).

A pesar de las menores fluctuaciones en el pasado, el rendimiento del combustible de los coches de gasolina está alcanzando a los vehículos diésel más eficientes en los últimos años. Así, la disparidad en las emisiones promedio entre gasolina y diésel está actualmente por debajo de 3 g CO2/km, alrededor de una séptima parte la brecha existente en el año 2000.

Además, en 2014 se registraron alrededor de 38.000 vehículos eléctricos, un 57% más que en 2013. Esto supone aún una parte insignificante de tan solo el 0,3% de todos los nuevos vehículos registrados. Francia fue el país que lideró las ventas de coches eléctricos, con más de 10.700 unidades vendidas, seguido de Alemania (8.500) y Reino Unido (6.700).

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *