Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Una web británica vende comida a punto de alcanzar su fecha de consumo preferente. Su fundador carga contra el actual sistema de etiquetado, que confunde a los consumidores y produce millones de toneladas de residuos de alimentos.

Un supermercado on line que ayuda a reducir el desperdicio de alimentos
El fundador de Approved Food, Dan Cluderay (izq.), y el director general de la empresa, Andy Needham

Según datos del Programa de Acción de Residuos y Recursos (WRAP, por sus siglas en inglés), en el Reino Unido se tiran a la basura 15 millones de toneladas de alimentos cada año. Y la mitad de todo este desperdicio se genera en los propios hogares, lo que representa cientos de libras al año para cada familia británica.

Una de las causas de este enorme despilfarro es el actual sistema de fechas de caducidad y consumo preferente, que confunde a los consumidores y terminan enviando al cubo de la basura miles de toneladas de comida que aún podría aprovecharse.

O así lo ve al menos Dan Cluderay, fundador de Approved Food, una tienda on line que vende, con descuento, alimentos que están cercanos a alcanzar su fecha de consumo preferente, o incluso que la han rebasado.

“El actual sistema de etiquetado de alimentos es confuso y contribuye a que los consumidores tiren comida innecesariamente”, afirma este emprendedor en declaraciones recogidas por el diario británico Yorkshire Post.

Cuatro fechas distintas

Actualmente existen en Reino Unido cuatro tipos de datación de los productos: la fecha de caducidad (‘use by’) tiene que ver con la seguridad alimentaria, mientras que la de consumo preferente (‘best before’) se refiere a la calidad óptima. A estas hay que añadir las etiquetas que usan los propios supermercados como referencia sobre la fecha de exposición en el lineal y de venta (‘display by’ y ‘sell by’).

“Si paro a alguien en la calle y le pregunto: ‘dime cuál es cuál’, nadie sabría responder”, asegura Cluderay. En cualquier caso, por ley, todos los alimentos deben incluir al menos una de las dos primeras (caducidad o consumo preferente).

Ante esta situación, en 2008 Cluderay lanzó Approved Food, donde vende on line comida que está cerca de su fecha de consumo preferente –que no de caducidad–, ofreciendo importantes descuentos a aquellos consumidores menos remilgados respecto al sabor o apariencia de los alimentos, o que directamente desconfían de las dataciones del productor.

Los responsables de esta tienda on line calculan que desde 2008 habrán evitado que terminen en los vertederos unos 3,6 millones de artículos de alimentación

Desde entonces, los responsables de esta iniciativa calculan que habrán evitado que alrededor de 3,6 millones de artículos –como zumos, patatas fritas, dulces o cereales– terminen en los vertederos. Y al hacerlo han generado un negocio de 4 millones de libras anuales (unos 5,6 millones de euros).

Según su fundador, la educación es crucial para abordar el desperdicio alimentario. “La gente tiene que saber que ese paquete de galletas del armario no es una bomba de relojería”, explica con sorna. Y asegura que “podríamos añadir una semana a estas fechas y los alimentos seguirían siendo seguros y ahorraríamos millones de toneladas de residuos”

Y apela también al instinto. “Cuando coges una manzana del árbol y la dejas en el frutero, no hay una fecha de consumo preferente en ella –comenta Cluderay– . Cuando se arruga y pierde el color, tu sentido común te dice que no deberías comerla”.

“Quiero cambiar la normativa sobre etiquetado porque pienso que es ridículo que se esté tirando comida en buen estado a la basura”, añade.

La importancia del factor tiempo

Su tienda on line se abastece de diversas fuentes, incluyendo mayoristas, comercios y a las propias marcas. Los artículos que vende llevan descuento para reflejar que deben ser consumidos en corto plazo –algunos incluso han rebasado su fecha de consumo preferente–. Y también cuenta con productos estacionales, que se consumen solo en determinadas épocas del año –como huevos de pascua–, a precios más bajos.

Como en este negocio el tiempo es muy importante, la empresa ha realizado una importante inversión en el desarrollo de software para rastrear las preferencias de los clientes y su público objetivo cuando recibe determinadas mercancías, enviando alrededor de 200.0000 correos electrónicos al día para informar a los clientes de sus promociones.

Al recibir los productos, pueden ver quién podría estar interesado en ellos basándose en lo que han comprado previamente, e inmediatamente se ponen en contacto

Además de recibir financiación de algún grupo inversor privado, Dan Cluderay y su socio Andy Needham consiguieron 150.000 libras (más de 210.000 euros) mediante crowdfunding, y reinvirtieron sus beneficios para aumentar su tamaño. Una aparición en un popular programa de la BBC ayudó a que miles de personas conocieran este peculiar supermercado on line.

Actualmente, la empresa participa en una competición impulsada por el multimillonario Richard Branson, que le valdrá al ganador una inversión en marketing por valor de 250.000 libras (algo más de 350.000 euros).

Fuente:
Yorkshire Post

2 Responses to “Cómo hacer negocio evitando el desperdicio alimentario”

  1. Luis Alberto Núñez, Responder

    Una iniciativa muy interesante, ademas de hacer negocio habria que impulsar y mejorar la logistica para que estos productos pudieran incrementar los recursos de las Bancos de Alimentos, Cáritas, etc

  2. REINO UNIDO: Cómo hacer negocio evitando..., Responder

    […] "El actual sistema de etiquetado de alimentos es confuso y contribuye a su desperdicio", dice el fundador de la tienda de comida on line Approved Food.  […]

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *