Save pagePDF pageEmail pagePrint page

A través de un proyecto piloto destinado a mejorar las tasas de reciclaje, los residuos no recuperables de miles de familias del concejo de Fife se recogerán con una frecuencia mensual.

Municipios escoceses ensayarán la recogida mensual de la basura no reciclable
Los hogares que participan en el programa piloto tendrán un día al mes para sacar el cubo de la basura. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Por primera vez en Reino Unido, los ciudadanos de varios municipios dispondrán de un solo día al mes para sacar la basura. La iniciativa, que se desarrollará en el concejo de Fife, en Escocia, pretende mejorar las tasas de reciclaje.

Se trata de un proyecto piloto a través del cual la recogida de los residuos no reciclables de 2.000 hogares –aquellos que irán destinados al vertedero– se realizará con una frecuencia mensual. Otras 2.000 familias, además, contarán con la recogida de la fracción resto cada tres semanas. Se espera que así se incrementen notablemente los índices de reciclaje durante el tiempo de vigencia del programa, que será de al menos nueve meses.

En cuanto a la recogida de los residuos reciclables –papel y cartón, plásticos y latas y biorresiduos (de cocina y jardín)–, se realizará con una frecuencia de entre dos y tres semanas.

Los municipios afectados son los de Glenrothes, Markinch, Coaltown de Balgonie, Thornton y Stenton.

Aquellos hogares con necesidades especiales, como por ejemplo las familias numerosas o aquellos que generan residuos médicos o pañales, dispondrán de cubos de basura más grandes.

La medida, sin embargo, ya ha generado reacciones en contra, y algunos consideran que las políticas de austeridad no deberían afectar a los servicios básicos. Así, Dia Chakravarty, representante de la Alianza de Contribuyentes, dijo al respecto que “los residentes pagan sus impuestos para financiar servicios básicos esenciales, y la recogida de basura es uno de ellos”.

Un antecedente en Irlanda del Norte

El concejo de Banbridge, en Irlanda del Norte, ya implantó con anterioridad la recolección mensual de la fracción resto, pero finalmente dio marcha atrás y volvió a la recogida bimensual. Según un representante local, la iniciativa resultó muy económica, “pero hubo dificultades operativas”.

En cualquier caso, el concejal de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Fife, John Wincott, aseguró que “nuestros consejeros sobre reciclaje estarán disponibles para ayudar a la gente a adaptarse al nuevo servicio”.

Según explicó Wincott, la mitad de los residuos urbanos que se envían a vertedero en el concejo podrían reciclarse, por lo que esta iniciativa se presenta como “una interesante oportunidad para reducir los residuos y reciclar aún más”.

Según los datos oficiales, el coste de vertido en el concejo puede aumentar en 1,5 millones de libras anuales (unos dos millones de euros) si no se toman medidas para aumentar los índices de reciclaje. Actualmente, los costes de vertido para las arcas de Fife alcanzan los diez millones de libras (13,5 millones de euros) al año.

Fuente:
The Telegraph

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *