Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo de la medida es aumentar las tasas de reciclaje en el país y contribuir a la prevención de la basura marina.

Escocia implantará un sistema de depósito de envases

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha anunciado su compromiso de implantar un depósito en todos los envases de bebidas vendidas en Escocia, en un esfuerzo por reducir el abandono de residuos. Los consumidores pagarían un depósito a los comercios al adquirir sus bebidas, que sería reembolsado después de la devolución de los envases.

El denominado sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) se ha implementado y ha funcionado con éxito durante más de una década en países como Alemania, Dinamarca y Suecia, que han logrado aumentar las tasas de reciclaje para envases de bebidas por encima del 90 por ciento.

Una vez implementado este sistema, Escocia será –según Zero Waste Europe– la primera región en Europa introducir un SDDR por sí misma, lo que confirma su ambición de avanzar hacia una sociedad de cero residuos y prevenir la basura marina.

Esta decisión llega en un momento político clave, cuando la Comisión Europea está considerando medidas para incluir en su estrategia sobre los plásticos, con el objetivo de combatir la contaminación por plástico en el medio marino. Una investigación reciente citada por Zero Waste Europe señala a los programas de depósito como la “medida más eficaz para reducir la contaminación de plástico en los mares”.

Zero Waste Europe ha mostrado su satisfacción por los esfuerzos que Escocia realiza “para avanzar hacia una economía circular y reducir la contaminación por plásticos asegurando un reciclaje efectivo” de botellas y otros envases.

Igualmente, la entidad llama a la Comisión Europea a tomar nota de los beneficios de los esquemas de depósito, y a introducir los cambios legales necesarios para facilitar la ampliación del SDDR a toda la UE.

Fuente:
Zero Waste Europe

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *