Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La competición European Green Leaf está dirigida a ciudades de entre 50.000 y 100.000 habitantes que hayan demostrado su compromiso con la sostenibilidad y el crecimiento verde.

Mollet del Vallès es la única cuidad del Estado que opta al European Green Leaf
Mollet del Vallès se ha postulado como ciudad candidata al European Green Leaf. Foto: JTRK (cc)

Ocho ciudades europeas de siete países diferentes serán escrutadas por un panel internacional de expertos independientes durante las próximas semanas para determinar si estarán entre las finalistas de la primera edición de los Premios European Green Leaf, un reconocimiento medioambiental otorgado por la Comisión Europea.

Entre las ciudades candidatas está Mollet del Vallès (Barcelona), que competirá con Inverness (Escocia), Lappeenranta (Finlandia), Ludwigsburg (Alemania), Mikkeli (Finlandia), Siena (Italia), Strovolos (Chipre) y Torres Vedras (Portugal)

La European Green Leaf (EGL) 2015 es una competición piloto destinada a ciudades de entre 50.000 y 100.000 habitantes. Reconoce el compromiso para alcanzar mejores resultados medioambientales, con particular énfasis en los esfuerzos dirigidos a generar un crecimiento verde y nuevos empleos. Cada año, se otorgará un EGL a un máximo de tres ciudades que demuestren un buen comportamiento ambiental y un compromiso con el crecimiento sostenible, que busquen de forma activa el desarrollo de la conciencia ambiental ciudadana y que puedan actuar como “embajadores verdes” ante otras ciudades.

Seis indicadores

El panel de expertos realizarán una evaluación técnica de cada candidata, en base a seis indicadores que incluyen Actuaciones sobre el Cambio Climático y la Energía, Movilidad, Biodiversidad y Uso del Suelo, Calidad del Aire y Ambiente Acústico, Residuos y Economía Verde, y Gestión del Agua. Tras la evaluación técnica, se hará una preselección de las ciudades para la designación de los EGL 2015.

Posteriormente, estos municipios serán invitados a preparar un breve vídeo para presentar su ciudad al jurado internacional. El jurado evaluará su compromiso con el desarrollo sostenible, el nivel de concienciación ciudadana y su capacidad para ejercer ese papel de “embajadores verdes”. La cooperación entre ciudades, la mayor visibilidad nacional e internacional y el atractivo como destino son solo algunos de los muchos beneficios que esta competición ofrece a los ganadores.

Las ciudades finalmente seleccionadas serán anunciadas en la ceremonia de premios que se celebrará en 2015 en la actual Capital Verde Europea, Bristol (Reino Unido).

El comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, definió los European Green Leaf como un gesto de aprobación a las pequeñas ciudades que demuestran un excelente comportamiento ambiental. “Es satisfactorio ver la calidad de las propuestas en la primera competición European Green Leaf. Esta iniciativa es un escaparate medioambiental para las pequeñas ciudades europeas”, dijo.

El comisario aseguró también que su deseo es que “estas ciudades candidatas desarrollen contactos con otros líderes medioambientales en Europa, actuando como modelos e inspirando a otras ciudades para que se involucren”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *