Con la modificación propuesta, el Gobierno gana tiempo en la aplicación de la directiva 2008/98/CE de residuos, recientemente modificada y pendiente de publicación, que establece los objetivos de preparación para la reutilización y reciclado de residuos municipales.

A INFORMACIÓN PÚBLICA LA MODIFICACIÓN DE LA LEY DE RESIDUOS
Contenedores de residuos urbanos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente somete a información pública, hasta el próximo 19 de junio, la modificación la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, que consiste en establecer la recogida separada obligatoria de los residuos peligrosos de origen doméstico y de residuos textiles antes del 31 de diciembre de 2024. También incluye la obligación de recoger de forma separada los biorresiduos antes del 31 de diciembre de 2020 para los municipios de más de cinco mil habitantes y antes del 31 de diciembre de 2023 para el resto de municipios.

La Directiva 2008/98/CE de residuos ha sido recientemente modificada y está pendiente de publicación. Esta directiva establece los objetivos de preparación para la reutilización y reciclado de residuos municipales, los de recogida separada, anteriormente indicados, así como otras cuestiones relacionadas con las definiciones, la figura de subproducto, el fin de la condición de residuo o la descontaminación en determinados casos de los residuos previamente a su valorización.

Con la modificación propuesta, el Gobierno gana tiempo en la aplicación de esta directiva, sin esperar al plazo de 24 meses a contar desde su publicación.

Desde la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales, ASEGRE, se valora positivamente que se haya incluido la recogida separada de residuos peligrosos de origen doméstico, ya que se mejorará su gestión y evitará la contaminación de este tipo de residuos, facilitando el reciclado de sus fracciones.

Algunos ejemplos de este tipo de residuos peligrosos domésticos son los aceites lubricantes con pictogramas de peligro, algunos productos de limpieza, pinturas, barnices, biocidas y fitosanitarios. También pilas, baterías, fluorescentes y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) tales como televisiones, frigoríficos y pequeños aparatos.

Fuente:
Asegre

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *