Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Gracias al modelo predictivo desarrollado por la Universidad de Cantabria y Ferrovial, en el futuro podrán adaptarse sobre la marcha servicios urbanos como la recogida de residuos o la limpieza viaria a circunstancias como la lluvia o la celebración de grandes eventos.

Santander, presentación del modelo predictivo.El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, presentó este martes en rueda de prensa este método, acompañado por el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, y el director del Centro de Competencia de Ciudades de Ferrovial, Íñigo Jodra, los tres miembros del equipo directivo del programa Santander City Lab que da cobertura a este proyecto.

El método, que según el alcalde de la capital cántabra no existe en ningún lugar del mundo, parte de la información obtenida a través de los sensores de Santander Smart City; se ha ensayado ya de manera piloto en los servicios de recogida de residuos y limpieza viaria, y se va a ampliar al de parques y jardines.

Como conclusiones, ya se ha determinado, por ejemplo, que cuando llueve, el depósito de residuos en los contenedores de basura se reduce un 16,2 por ciento, sin que en la actualidad se adapten las rutas de recogida a esa circunstancia.

Hacerlo incrementaría la eficiencia y la calidad y ahorraría costes, por lo que el análisis de los datos es “una palanca de mejora” de los servicios urbanos, según ha explicado el representante de ferrovial.

Según Jodrá, se trata de dar un paso adicional en la eficiencia que puede transformar los servicios urbanos, un reto que no ha hecho “más que empezar”.

El representante de Ferrovial Servicios advirtió de que este proyecto tiene una complejidad importante, porque las administraciones locales tienen que poder aportar información adicional, las empresas prestadoras de servicios adaptar sus sistemas de gestión y el Gobierno establecer un marco regulatorio que haga posible acceder a esa información con seguridad.

Un ejemplo de participación de la UC

El rector de la Universidad de Cantabria afirmó que esta iniciativa es un ejemplo de la participación de la institución que preside en proyectos reales, que sirven para mejorar los estándares de calidad de vida de los ciudadanos, frente a los que sostienen la teoría de la “torre de marfil”.

Según Pazos, la Universidad está “absolutamente implicada” para ayudar al Ayuntamiento en los proyectos que hagan de Santander una ciudad más inteligente y colaborar con el sector privado para aportar soluciones.

Este proyecto, resumió el rector, es el “eslabón” que faltaba, el puente para que los datos hagan “verdaderamente posible” la ciudad inteligente. “Con este proyecto, esto está verdaderamente cerca”, concluyó.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *