Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Investigadores andaluces estudian cómo disminuir el impacto ambiental de los acuíferos afectados por esta actividad ganadera que produce vertidos con exceso de nitrógeno.

Las granjas porcinas generan gran cantidad de purines que deben tratarse

Investigadores del grupo de ‘Fotobiología y Biotecnología de Organismos Acuáticos’ (FYBOA) de la Universidad de Málaga (UMA) lideran un proyecto, que cuenta con la colaboración de la Universidad de Almería (UAL), en el que estudian el uso pionero de microalgas para la depuración de purines en granjas porcinas, con el objetivo de reducir el olor y la contaminación de las aguas subterráneas.

Málaga es la cuarta provincia de España que más carne de cerdo vende, con una media de 57.000 toneladas. En la provincia se ceban unos 400.000 animales al año, siendo la comarca de Guadalteba la que tiene más explotaciones en este sentido.

Los profesores de la UMA Félix López Figueroa y Roberto Abdala se reunieron recientemente con alcaldes y concejales de las localidades andaluzas de Almargen, Campillos, El Saucejo y Teba, así como con ganaderos del sector de la comarca de Guadalteba, para abordar, de forma conjunta, las consecuencias negativas que la actividad ganadera genera en el medio ambiente, debido a los vertidos con exceso de nitrógeno.

“Este encuentro supone un paso más, ya que es la primera vez que se aborda este problema implicando a municipios y al sector productivo”, explica López Figueroa, quien también advierte de la gran dificultad que supone la depuración y gestión de los purines que, incluso, impide el crecimiento de este sector agropecuario. “Las industrias cárnicas de la provincia se ven obligadas a importar cerdos de otras provincias españolas y países europeos”, aclara.

Durante la reunión celebrada la pasada semana, visitaron la estación experimental ‘Las Palmerillas’ ubicada en El Ejido, Almería. Una cita en primera persona que les acercó a los innovadores y eficientes sistemas de depuración de purines basados en el cultivo de algas en estanques y cascadas de capa fina. Asimismo, también acudieron a la empresa ‘Biorizon biotech’, donde conocieron la transformación de la biomasa de microalgas en bioestimulantes agrícolas.

Planta piloto en Teba

Tras el encuentro, una de las medidas que se acordó es la presentación de un Proyecto Life en la próxima convocatoria de Medio Ambiente y Eficiencia en el uso de recursos del programa Horizonte 2020, el sistema de I+D+i de la Unión Europea más competitivo a escala mundial, en el que se planteará una posible planta piloto en Teba, abierta a todos los municipios de la comarca de Guadalteba.

Una iniciativa que contará con la participación de las empresas Green Globe para la divulgación ambiental, Clever Innovation en la gestión del proyecto y Biorizon Biotech en la fabricación de estimulantes.

Proyecto europeo

También en el marco del programa H2020, el profesor de la Universidad de Almería Gabriel Acién, junto con los dos científicos de la UMA, coordina desde diciembre de 2016 el proyecto europeo ‘SABANA’ (Sustaniable integrated algae biorefinery for the production of bioactive compounds for agriculture and aquaculture), que construirá la planta más grande de Europa de cultivo de microalgas y cianobacterias marinas crecidas con efluentes urbanos y porcinos en el ‘Centro IFAPA’, junto al campus universitario La Cañada de Almería,

Igualmente, aborda la investigación sobre el uso de la biomasa para la producción de piensos para peces y bioestimulantes agrícolas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *