Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La planta piloto lorquina de gestión de residuos orgánicos optimiza el proceso de deshidratación y reduce en más de un 60% su gasto energético.

La planta piloto de gestión de residuos orgánicos Metabioresor generará excedentes de energía a final de año
Vista exterior de la planta Metabioresor

La planta de Metanización y Biomasa de Residuos Orgánicos (Metabioresor), ubicada en el municipio de Lorca (Murcia,) ha logrado reducir en más de un 60% su gasto energético en uno de los procesos más importantes, la deshidratación parcial de los digeridos.

Paralelamente, el equipo de trabajo ha optimizado la gestión del tratamiento de residuos y otros subproductos agrícolas y ganaderos, como purines, cadáveres de animales o restos de poda. El trabajo desarrollado revela que la proyecciones realizadas en octubre garantizan que la planta piloto producirá a finales de este año excedentes de energía aprovechables para uso industrial.

El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Imida) comenzó a trabajar en 2008 en este proyecto piloto, que se enmarca dentro del programa Life de la Unión Europea y que ha precisado una inversión de 2,6 millones de euros.

El director del proyecto Metabioresor, el investigador del departamento de Producción Animal del Imida, Juan Bautista Lobera, afirmó que “una vez superada la barrera del 50% de ahorro energético en el proceso de deshidratación natural de los digeridos obtenidos en la planta de biogás, el equipo se encuentra más que satisfecho con el trabajo desarrollado este último trimestre”.

“A día de hoy, hemos alcanzado el 61,5% de ahorro en energía y, además, hemos reducido el volumen de digeridos en un 90,4%, frente al 75% o el 80% que estábamos obteniendo en las últimas pruebas acometidas”, reveló.

Lobera también destacó que todo el proceso evapora el agua contenida en los digeridos de la planta de biogás gracias a la técnica del vacío, “por lo que ya no es necesario alcanzar los 100 grados centígrados para producir la evaporación”.

“De modo que ahora nos basta con alcanzar temperaturas que oscilan entre los 55 y los 70 grados, dependiendo del nivel de vacío aplicado”, señaló. Asimismo, hizo hincapié en que “el proceso es cada vez más limpio, ya que no es necesario aplicar antiespumantes ni ningún otro aditivo”.

Metabioresor está gestionado por el Imida y cuenta con la participación de otros socios de Murcia –Ayuntamiento de Lorca, la cooperativa Alia y la Universidad Politécnica de Cartagena– y de Francia –Inaporc (Interprofesional del Ganado Porcino de Francia) y el Instituto del Cerdo (Ifip)–.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *