Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La planta del proyecto Metabioresor ya permite la recuperación de energía a través del tratamiento de residuos y subproductos agrícolas y ganaderos, como purines, cadáveres de animales o restos de podas.

La planta de Metabioresor produce sus primeros 46.000 litros de metano a partir de 2.600 litros de purín de cerdo
Vista exterior de la planta de Metabioresor

La planta de Metanización y Biomasa de Residuos Orgánicos (Metabioresor), ubicada en el municipio de Lorca, ha producido sus primeros 46.000 litros de metano a partir de 2.600 litros de purín de cerdo. De este modo, la planta ya permite la recuperación de energía a través del tratamiento de residuos y subproductos agrícolas y ganaderos, como purines, cadáveres de animales o restos de podas.

Los residuos que la planta utiliza como materia prima para la obtención del metano son analizados por investigadores del grupo de Gestión, Aprovechamiento y Recuperación de Suelos y Agua (GARSA) de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). “Buscamos la mezcla más idónea para optimizar la producción de metano y la obtención de un subproducto que se pueda valorizar como abono no contaminante”, explica Ángel Faz, director del grupo.

La metanización conseguida es un procedimiento anaeróbico de fermentación de la materia orgánica mediante la acción de bacterias y microorganismos que se realiza en un tanque cerrado y da como resultado la obtención de metano.

En el proceso de deshidratación de los digeridos, en donde el volumen se reduce una quinta parte, la principal novedad es la obtención de un líquido “transparente y ligeramente coloreado”, sin necesidad de añadir antiespumantes,  que puede utilizarse en la fertirrigación de cultivos, ya que presenta un pobre nivel de salinidad y una conductividad baja.

Actualmente, el equipo de Metabioresor trabaja en una segunda metanización a partir de 2.600 litros de una mezcla distinta, compuesta por cadáveres hidrolizados, sangre, pelo y pezuñas de cerdo. En este caso, los investigadores son menos optimistas en cuanto a la producción de metano, ya que las pruebas apuntan a que su rendimiento “será con toda probabilidad menor” que en la anterior prueba con purines de cerdo.

Las instalaciones, ubicadas en el Centro de Gestión de Residuos de Lorca, albergan un sistema innovador para el tratamiento colectivo de residuos urbanos y de la actividad ganadera que reduce el volumen de los residuos al 1,1%.

El proyecto Life + Metabioresor está gestionado por el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Imida) y cuenta con la participación del Ayuntamiento de Lorca, la cooperativa Alia, la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Interprofesional del Ganado Porcino de Francia y el Instituto Francés del Cerdo.

Foto portada:
Derio Nekazaritza Eskola (cc)

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *