Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La nueva asociación MAPLA nace con el objetivo de organizar y financiar la recogida y valorización de residuos plásticos agrícolas no envases, para lo que creará una «ecocontribución» que se aplicará desde la primera comercialización de los productos.

MAPLA, nueva asociación para la gestión de residuos plásticos agrícolas

La nueva asociación MAPLA (Medio Ambiente, Agricultura y Plásticos) tiene como objetivo principal organizar y contribuir a financiar un nuevo modelo de sistema para gestionar los residuos plásticos agrícolas no envases. Promovida por Anaip, Cicloplast y APE Europe junto con otros miembros fundadores, MAPLA ha sido constituida por los fabricantes e importadores españoles de plásticos agrícolas. La sede de la Asociación se establecerá en Andalucía.

En MAPLA están representados el 90% de los transformadores y distribuidores de filmes plásticos agrícolas y está previsto que crezca progresivamente incorporando otros productos plásticos que se utilizan en la producción agraria, como cuerdas, mallas, tutores, cintas de riego, etc.

«España es el principal mercado europeo de estos productos por la importante superficie de cultivos protegidos, que gracias al plástico son mucho más productivos, con un considerable ahorro de recursos (agua, energía, agroquímicos y fertilizantes)», explica la entidad en un comunicado.

Así, la nueva asociación organizará la gestión de los filmes agrícolas usados en todo el país, «contribuyendo a la financiación de la recogida y valorización de los residuos mediante una ecocontribución desde la primera comercialización de los productos, similar a otros modelos ya implantados en España como los de neumáticos, envases o equipos electrónicos».

Con esta iniciativa se pretende evitar el vertido de plásticos agrícolas en la naturaleza, facilitar a los agricultores la correcta gestión de sus residuos e incrementar los índices de recogida y reciclado del plástico. «También permitirá la transformación de residuos en recursos, en línea con la Estrategia Europea de Plásticos, fomentando así la economía circular», añade la nota.

Según MAPLA, si bien es cierto que actualmente muchos de los residuos plásticos agrícolas no envases ya se están reciclando, «un modelo organizado facilita la gestión al agricultor y al ganadero, siendo mucho más eficiente».

Las primeras operaciones de recogida están previstas para el año 2021. La entidad invita a los agricultores, cooperativas, comercializadoras, distribuidores y transformadores a unirse al nuevo modelo nacional.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *